Visita del Papa a Bosnia. Jakob Finchi: »Sabemos que ha venido como un amigo que nos quiere sin reservas»

Jakob Finchi, presidente de la comunidad judía, habló tras la visita del Papa Francisco a Bosnia, donde el Sumo Pontífice convocó a un diálogo interreligioso y se mostró esperanzado con el provenir.

«Su visita nos llena de ánimo. Sabemos que ha venido como un amigo que nos quiere sin reservas y que quiere ayudarnos y enseñarnos a ser mejores creyentes y mejores personas», destacó el titular de la comunidad judía, Finchi.

En ese sentido, fue contundente al explicar: «No queremos mentirle, porque no somos políticos, diciéndole que aquí todo es leche y miel. Tenemos problemas pero, al menos, intentamos resolverlos juntos».

En su discurso, el Papa les dijo que «el diálogo interreligioso es una condición imprescindible para la paz, y por eso es un deber de todos los creyentes». En un enfoque notoriamente abierto y novedoso, Francisco ha añadido que «el diálogo interreligioso, antes que sobre temas de la fe, debe ser una conversación sobre la vida humana, compartiendo la existencia cotidiana, las alegrías y las penas, el cansancio y la esperanza. Así se aprende a vivir juntos, a conocerse y a aceptarse»».

«El diálogo interreligioso no puede limitarse a unos pocos, a los líderes de las religiones, sino que debe extenderse a todos los creyentes, implicando también las distintas instancias de la sociedad civil, y también a los jóvenes», destacó el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, quine añadió que las nuevas generaciones tienen derecho a «un futuro digno para el país, evitando el triste fenómeno del éxodo», e invitó a los más jóvenes en no caer «en el aislamiento egoísta, refugiándose en el alcohol, la droga o las ideologías que predican el odio y la violencia».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here