Arqueólogos israelíes descubren textos bíblicos en un pergamino de hace 1.500 años (VIDEO)

Se trata del texto más antiguo hallado desde los manuscritos del mar Muerto y, para ello, han usado tecnología médica y digital avanzada sobre un objeto desenterrado hace 45 años

Un grupo de arqueólogos israelíes han encontrado escrituras bíblicas en un pergamino quemado de 1.500 años de antigüedad con la ayuda de imágenes digitales y han descubierto el más antiguo hallado desde los manuscritos del mar Muerto.

Investigadores estadounidenses e israelíes han conseguido este hallazgo gracias a la tecnología médica y digital avanzada para examinar este objeto, desenterrado hace 45 años cuando los procedimientos estándares forenses del momento no podían descifrar ninguna escritura en el pergamino.

Pnina Shor, conservadora de la Autoridad de Antigüedades de Israel, ha señalado durante en una conferencia de prensa donde se ha exhibido el objeto cilíndrico de cinco centímetros de largo que se trata de «un gran descubrimiento».

En opinión de Shor, «después de los manuscritos del Mar Muerto, este ha sido el hallazgo más significativo de una Biblia antigua». El arqueólogo israelí se refería de esta forma a cientos de textos antiguos hallados, a fines de la década de 1940, cerca de las costas del mar interior. Los científicos estiman que los manuscritos del Mar Muerto, considerados como los más antiguos fragmentos bíblicos escritos jamás hallados, datan de entre el Siglo III aC y el año 70 dC.

Lo descubrieron en 1970

El pergamino presentado el lunes fue descubierto en 1970 en Ein Gedi, a unos 40 kilómetros al sur de las cuevas de Qumran, donde fueron hallados los manuscritos del Mar Muerto.

El arqueólogo Sefi Porat, codirector de la excavación, dijo que el pergamino databa de alrededor del año 600 y apareció dentro de los restos de una antigua sinagoga, que encontró por casualidad mientras exploraba azulejos de cerámica en el sitio.

En el momento en que fue hallado, la tecnología forense entonces usada para analizar descubrimientos antiguos no podía discernir nada en el pergamino, que estaba muy quemado. Pero hace unos años, Porat buscó más ayuda de expertos israelíes que manejaban los manuscritos del mar Muerto.

Merkel Technologies, una compañía israelí que se especializa en equipo médico de alta tecnología, ayudó a descifrar la escritura al proveer un escáner microcomputarizado. Estos hallazgos fueron enviados a Brent Seales, un experto en computadoras de la Universidad de Kentucky en Lexington.

Fuente: ABC.es

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here