Tu BeAv (15 de Av)

Esta fecha del calendario judío, el 15 de Av, que este año coincide con el día viernes 31 de julio, es considerado como “el día más misterioso del calendario judío”.

Mencionado en la Mishna: “No hubo otros días tan buenos para Israel como el 15 de Av y el de Iom HaKipurim, en los cuales las jóvenes de Jerusalén salían con vestidos blancos prestados, para no avergonzar a quienes no tenían medios”.(Maséjet Taanit, Capítulo 4, mishná 18).

El rabino Iosef I. Feigelstock, en la Enseñanza Digital del 21 de julio de 2010 explica que “15 de Av, cuando el pueblo de Israel habitaba en su tierra antes de la destrucción del Beit Hamikdash, este día era de festejo, regocijo y alegría. En aquel tiempo, las doncellas de Jerusalem salían a los viñedos a bailar y los muchachos acudían a buscar su pareja. Por este logro (formar una pareja judía) la Mishná (Taanit Cáp. 4) define a este día con el nombre de Iom Tov (día de fiesta), como está escrito: “No hubieron días mas festivos en Israel como el día del 15 de Av…” De aquí vemos la importancia que le da la Torá a un punto de encuentro en donde uno pueda hallar su pareja, ya que ésta es la mejor herramienta para combatir a la asimilación.

También cabe mencionar, que para esta fecha la cosecha y los granos ya estaban depositados en los silos y también los frutos de los árboles ya fueron cortados y se guardaron en sus respectivos depósitos. Ahora tenían tiempo de sobra para dedicarse de lleno al estudio de la Torá, día y noche.

El 15 de Av se festejan varios acontecimientos alegres que sucedieron a al Am Israel (pueblo de Israel):

1) La generación del desierto fue avisada de la anulación del veredicto que caía sobre ellos (y no iban a morir más).

2) En este día retiró Hoshea ben Elá (rey de Israel), los guardias que puso Ierovan ben Nevat en los caminos a Jerusalém, para que el pueblo no pueda subir a las fiestas.

3) Los muertos de la ciudad de Beitar fueron llevados a digna sepultura judía”.

Respecto a estos tres ítems, transcribimos la explicación brindada en un material de la Agencia Judía para Israel:

1) A la generación que había salido de Egipto y cuya muerte había sido decretada en el desierto por el pecado de los espías (Bamidvar –Números- 13, 14), se le anuncia que a partir del 15 de Av. ese veredicto se anulaba.

2) Un 15 de Av, Hoshea Ben Elá eliminó a los centinelas que su antecesor Ierovam Ben Nevat había apostado en los caminos para impedir el peregrinaje a Jerusalén. Estos guardias habían sido impuestos por el rey de Israel por el temor de que el otro reino (Iehudá) se viera fortalecido por el peregrinaje a Jerusalén, y lograra de esa manera superar su poderío. Por ello, los centinelas evitaban por la fuerza que el pueblo ascendiera a la ciudad. Al mismo tiempo, Ierovam trató de encontrar sustitutos al Santuario e instauró efigies de becerros en Dan y en Bet El. De esta manera se perpetuó el cisma que condujo a la idolatría y el paganismo. El último monarca del reino de Israel, Hoshea Ben Elá, retiró el 15 de Av a dichos centinelas, abrió el camino a Jerusalén ante los peregrinos y de esa manera reunificó al pueblo.

3) Y también en esta fecha los romanos, que habían prohibido sepultar a los soldados de Bar Kojvá caídos en defensa de la última fortaleza, Betar, permitieron enterrarlos. En este acontecimiento cabe señalar un milagro doble: la revocación de la prohibición y el hecho de que los cuerpos, que habían yacido en el campo de batalla, estaban íntegros (año 135).

Esta festividad, que no tiene un ritual específico, excepto que no se dice Tajanum en Minja del día anterior y en las oraciones de ese día, asumió un nuevo rol a partir del establecimiento del Estado de Israel, convirtiéndose en un día popular para la realización de bodas, y propuestas matrimoniales.

Fuentes: Jabad.org / Agencia Judía para Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here