Rabinos y jeques palestinos rezan juntos contra la ola de violencia

Ante el calor sofocante de la tarde del domingo y el ambiente amargo de los últimos días, unas 150 personas se reunieron en la zona de Gush Etzion para condenar el ataque a la casa de la familia Dawabsha en la aldeapalestina de Duma el viernes por la madrugada.

En un evento patrocinado por Shorashim, una organización para la coexistencia de judíos y árabes, rabinos y palestinos activistas por la paz unieron sus plegarias y mostraron solidaridad contra la violencia.

El grupo estaba compuesto por israelíes, incluyendo a muchos residentes de los asentamientos. Varios rabinos reconocidos tomaron la palabra, así como el líder de Yesh Atid Yair Lapid, el jeque Ibrahim Abu El-Hawa y Ziad Sabateen, dosresidentes palestinos, activistas por la paz.

Los oradores hablaron en contra de la violencia, deploraron el uso del nombre de Dios para justificar el asesinato y exigieron que los perpetradores del ataque sean llevados ante la justicia.

La Rabanit Hadassah Froman, esposa del difunto rabino y abogado Menachem Froman, recordó a los presentes el dolor que se sentía en todo Israel el verano pasado por el secuestro y asesinato de los tres adolescentes, Naftali Fraenkel, Gil-Ad Shaer y Eyal Yifrah, en ese mismo lugar.

“La muerte sólo trae más muerte y el derramamiento de sangre lleva al exilio,”señaló Froman. “Para merecer vivir en este país debemos elegir por la vida y ver la chispa de D-os en cada ser humano. Debemos eliminar las barreras entre nosotros y crear un puente, porque todo es posible pero depende de nosotros.”

Lapid habló breve pero apasionadamente contra el asesinato e instó a castigar aaquellos que incitan a la violencia.

Quemar a un niño es el mal supremo y no callaremos ante él,” dijo el presidentede Yesh Atid.

“Dios nunca permitirá el asesinato del niño, ningún D-os apoya la matanza ylucharemos contra de esta idea.”

Tras el evento, Lapid criticó el fracaso de los servicios de seguridad en la investigación y el arresto de los rabinos que incitan a la violencia, considerándolouno de los principales problemas en la lucha contra el extremismo judío.

Existe una infraestructura rabínica detrás de este fenómeno, y el trabajo del Shin Bet no es tan complicado,” dijo Lapid. “Ellos tienen que estar presentes en las sinagogas, y cualquier rabino que incite debe ser detenido, investigado y castigado. El hecho de que esto no se haya puesto en práctica hasta ahora es parte del problema. Tenemos que lidiar con este tipo de violencia que conduce al asesinato.”

Lapid añadió que parte de la razones por lo que esto no se ha llevado a cabo hasta ahora es porque creíamos que los judíos no harían estos actos pero desde el caso de Baruj Goldstein [quien mató a 29 fieles musulmanes e hirió a otro 125 en la Cueva de los Patriarcas en 1994] deberíamos haber reflexionado.

El Rabino Yaakov Medan, uno de los dirigentes de la Yeshiva Har Etzion en Alon Shvut, condenó el ataque y dijo que todos los reunidos se identificaban con el dolor de los familiares de la familia Dawabsha.

Medan exigió que cualquier persona con información sobre los atacantes o que sospeche de alguien informase a la policía.

Sin embargo, insistió en que los que perpetraron el ataque contra la familia Dawabsha pertenecen a “los márgenes de nuestra sociedad”, y dijo que en contraste, muchos palestinos apoyan actos de terror contra los israelíes.

El jeque Ibrahim Abu El-Hawa, un residente de Gush Etzion y activista por la paz, agradeció la presencia de los asistentes y habló de la importancia de la coexistencia entre judíos y árabes.

“Si esta es la tierra de Dios, entonces todos somos huéspedes aquí y tenemos que vivir con amor y paz”, apuntó.

“Dios los ha traído a esta reunión para mostrar al mundo que todos somos uno, la descendencia de Abraham y los hijos de un sólo Dios. Compartan desde tucorazón, ama a tu prójimo como a ti mismo, este es el mandamiento. Todos somos uno, tenemos dos madres pero debemos amarnos unos a los otros.”

El rabino Aviah Hacohen, educador en una yeshiva de la comunidad de Tecoa,criticó fuertemente a los rabinos, dando a entender que ellos son los responsables de la incitación contra la población palestina.

“Los rabinos que no hablan en contra de este incidente debe ser denunciados, no debe haber lugar para ellos en las sinagogas o salas de estudio,” afirmó.

Hacohen se refirió al rabino Dov Lior, líder de la ala conservadora de la comunidad religiosa nacionalista y el movimiento de los colonos, y al rabino Yitzhak Ginsburg, conocida figura radical conocido y presidente de la Yeshiva Od Yosef Chai en el asentamiento de Yitzhar.

Al final del evento, el rabino Hanan Schlesinger, director de relaciones internacionales de Shorashim, leyó una declaración emitida por rabinos y otros líderes asociados con la organización y el evento solidario.

Expresamos nuestra tristeza y enojo por este crimen y nos sentimosavergonzados. Los asesinos han hecho un daño irreparable a las víctimas así como al pueblo palestino, y al mismo tiempo han cometido un acto pecaminoso y vergonzoso contra D-os, contra la Torá, y contra de los judíos de esta tierra.”

Mediante la declaración, los rabinos exigen que los responsables sean llevados ante la justicia y castigados con todo el rigor de la ley, evitando así que se repitan sus malas obras.”

Fuente: The Jerusalem Post

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here