Arrestan al nieto de Kahane, principal sospechoso de ataque contra lugares de culto y civiles

Fuerzas de la Policía y agentes del Servicio de Seguridad General (Shabak) detuvieron en una operación conjunta a Meir Ettinger, el principal sospechoso al que se acusa de ataques a iglesias y civiles palestinos.

Ettinger, de 24 años, es nieto del rabino extremista Meir Kahane, asesinado en 1990 por un palestino al concluir una conferencia en Nueva York.

El sospechoso fue arrestado en la ciudad de Tzfat (Safed) en la Galilea en conexión con la actividad extremista, apuntó el Shabak.

Ettinger fue interrogado por el servicio de seguridad por “su participación en una organización extremista judía”, precisó la agencia de inteligencia.

El abogado de Ettinger acusó al Shabak de haberlo arrestado para “propósitos de relaciones públicas” más que para una genuina investigación.

“Los incidentes difíciles de los últimos días han llevado a las autoridades pertinentes a invertir en dar la impresión de que están haciendo algo y por eso qué mejor que [arrestar al] el nieto de Meir Kahane”, manifestó el abogado Yuval Zemer, en respuesta a la detención.

Zemer se refería al ataque letal con bomba Molotov en la aldea palestina de Duma, en el que fue asesinado un bebé palestino, y del que las autoridades sospechan que fue perpetrado por extremistas judíos, y al apuñalamiento perpetrado en la Marcha del Orgullo Gay en el que fue asesinada una adolescente, tras sucumbir a las heridas provocadas por la agresión de un ultra ortodoxo judío.

Ettinger figura en las listas de sospechosos del Shabak desde 2010, cuando comenzó con los llamados “jóvenes de las colinas”, un grupo de colonos que ha perpetrado numerosos ataques violentos contras las fuerzas de seguridad israelíes y civiles palestinos. Es un prominente activista que ha sido instrumental en el establecimiento de asentamientos ilegales en Cisjordania (Judea y Samaria).

En julio pasado, un reporte del Canal 10 indicó, citando fuentes de seguridad, que Ettinger era el jefe de una “célula clandestina” que había perpetrado ataques contra objetivos musulmanes y cristianos, y que había publicado instrucciones de cómo ejecutar los llamados ataques denominados “precio de etiqueta” (tag mejir).

El Shabak ha vinculado a Ettinger con el incendio premeditado de la Iglesia de la Multiplicación de los Panes y los Pescados en Tagbha, el mes pasado.
Antes del ataque en la aldea de Duma, Ettinger negó en su blog estar involucrado.

«La verdad debe ser dicha – no hay ninguna organización terrorista, pero hay un montón de judíos, mucho más de lo que la gente piensa, cuyo sistema de valores es completamente diferente al de la Corte Suprema o del Shabak, y que no están sujetos a las leyes del estado, sino a leyes más eternas y verdaderas», escribió.

El activista de ultraderecha había sido objeto de una orden judicial, desde hace un año, que le impide ingresar a Cisjordania y Jerusalén.

En 2013, Ettinger escribió un documento titulado «el manifiesto rebelde», que llama a derrocar al Gobierno.

«La idea de la rebelión es muy simple. Israel tiene muchos puntos débiles, muchas cuestiones que maneja caminando sobre cáscaras de huevo, para no llamar la atención. Lo que vamos a hacer es simplemente encender estos polvorines «, escribió en el documento.

«El objetivo es derrocar al Estado, para tirar abajo su estructura y su capacidad de controlar, y construir un nuevo sistema. Para hacerlo, debemos actuar fuera de las reglas del Estado que buscamos derribar», subrayó Ettinger.

«Tenemos que romper el status quo. Al hacerlo, debemos diferenciar entre ‘romper’ el estado, un acto que arrojaría insuficiente luz sobre los restos y ‘desmontarlo’, que es lo mismo, pero con cuidado, y con atención. A fin de cuentas, el objetivo es sacudir los cimientos del Estado hasta que tengamos una situación en la que judíos deberán decidir si son parte de la revolución o parte de la represión [de la rebelión]», añadió.

Oficiales de seguridad citadas por el Canal 2 de advirtieron que un grupo de extremistas judíos, a veces referido como «los jóvenes de las colinas», han sido los responsables de una serie de crímenes de odio en los últimos años, y que estos «rebeldes» y «anarquistas» están empeñados en socavar el imperio de la ley en Israel.

Los oficiales puntualizaron que se ha registrado una reducción en el número de ataques de odio en los últimos tiempos; pero que los ataques en son cada vez más graves.

Fuente: Aurora.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here