El Estado Islámico mata a piloto iraquí que atacó a Israel en la guerra de Iom Kipur

Los jihadistas del Estado Islámico continúan con su campaña de arrestos masivos de funcionarios iraquíes y retuvieron a más de 50 policías en diferentes barrios de sur de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

Un responsable de seguridad de la Unión Patriótica del Kurdistán, Hukar al Yaf, dijo que el Estado Islámico lanzó hace veinte días una campaña de arrestos masivos que está afectando a toda la ciudad de Mosul.

Agregó que solo hoy los jihadistas de la denominada «Fuerza Especial», que pertenecen al grupo islamsita, retuvieron a más de 50 agentes en los barrios de Suma, Al Quds, Al Tahrir, Al Mateq y el profeta Younes, en el sur de Mosul, y los trasladaron a un lugar desconocido.

Asimismo, los extremistas ejecutaron a un piloto y oficial de alto rango, que llevaba ocho meses retenido en manos del Estado Islámico, según denunció la brigada Al Hadbá, contraria a los jihadistas.

El comandante Faisal Habo Shoaib fue asesinado a tiros, según la brigada, que agregó que lo que está ocurriendo en Mosul es un «claro genocidio» en diferentes «formas delictivas y de crueldad» contra los residentes de esa ciudad.

Este piloto estuvo al mando de la base aérea Habaniyah, en la provincia occidental de Al Anbar, que fue tomada el pasado 10 de julio por los jihadistas.

Además, fue el primero de los pilotos iraquíes que atacó a Israel en la guerra de Iom Kipur en 1973, y a Irán en el primer día de su guerra con Irak en la década de los ochenta.

Habo Shoaib nació en Mosul en 1948 y se graduó en la Escuela de la Fuerza Aérea como piloto oficial del Ejército iraquí en 1968, pero se retiró en 1995 debido a complicaciones en una lesión causada por la caída de su avión.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here