Hamas llama a los palestinos a atacar Israel por la muerte del padre del bebé quemado vivo

El grupo terrorista instó a los combatientes de la Franja de Gaza a una «enfrentamiento abierto y global» luego de conocerse la noticia del fallecimiento de Saad Dawabcheh, asesinado por extremistas judíos.

El padre del bebé palestino quemado vivo hace una semana por extremistas judíos murió este sábado como consecuencia de las heridas sufridas en el incendio de su casa, una muerte que puede avivar las tensiones en los territorios palestinos.

Tras el anuncio de la muerte de Saad Dawabcheh, Hosam Badran, portavoz en el exilio del movimiento islamista palestino Hamas, estimó en su página Facebook que «la resistencia en Cisjordania se ha convertido en un derecho y un deber».

«Nuestro pueblo tiene una única opción: la del enfrentamiento abierto y global contra el ocupante sin esperar la decisión ni la luz verde de nadie», dijo.

Hamas, en el poder en la Franja de Gaza, está en conflicto abierto con la Autoridad Palestina, a la que acusa de connivencia con Israel por mantener la cooperación en materia de seguridad.

El 31 de julio, antes del amanecer, unos hombres encapuchados lanzaron cócteles molotov contra la casa de los Dawabcheh, que habían dejado las ventanas abiertas por el calor.

El bebé Ali, de 18 meses, murió quemado vivo. Su padre Saad fue hospitalizado y falleció este sábado y su madre, Riham, de 26 años, sigue en estado crítico con quemaduras de tercer grado en el 90% del cuerpo. El otro hijo, Ahmed, de cuatro años, mejora lentamente: ya no se encuentra bajo respiración asistida y parece haber abierto los ojos y reconocido a algunas personas, informa la prensa local.

La casa se encuentra en la aldea de Duma, rodeada de colonias israelíes, en el norte de la Cisjordania ocupada. Se vio reducida a cenizas y sólo quedaron en pie las paredes, con pintadas que decían «Venganza» y «El precio a pagar», consignas habituales de los colonos y activistas de extrema derecha israelíes.

Desde hace años, los extremistas judíos agreden a palestinos, a árabes israelíes e incluso a soldados israelíes en nombre del «precio a pagar». Dicen que actúan en represalia por la destrucción de sus colonias ilegales o las decisiones políticas israelíes que frenan sus intenciones de colonizar los territorios ocupados y de acabar con los lugares de culto cristianos y musulmanes.

Estos fundamentalistas han actuado con impunidad durante mucho tiempo debido a la pasividad de las autoridades israelíes, según los palestinos, los opositores israelíes y las ONG de defensa de los derechos humanos.

Pero ahora, el gobierno de Benjamin Netanyahu, uno de los más conservadores de la historia de Israel, ha decidido tomar medidas contra estos «terroristas», en palabras de varios oficiales israelíes.

Un extremista judío ya se encuentra en detención administrativa, una medida reservada tradicionalmente para los palestinos y que permite encarcelar sin cargos a sospechosos por una duración indefinida.

Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here