Sefárdica N°21,Estudios Sefardíes. Por Eduardo Chernizki

Una muy valiosa e interesante publicación se encuentra a disposición de los estudiosos de las historia, las tradiciones, las costumbres del acervo cultural sefaradí: “Sefárdica N° 21 Estudios Sefaradíes” conteniendo las “Actas del V Simposio Internacional de Estudios Sefaradíes que se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires los días 17, 18 y 19 de agosto de 2013, organizado por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí – CIDiCSef y la Universidad Maimónides.

“Sefárdica N°21” es una revista libro de más de 325 páginas en el cual luego de la nómina de las autoridades de CIDiCSef y del V Simpocio, incluye un prólogo María Cherro de Azar, el texto de la conferencia inaugural: “Borges y el judaísmo. Escritos tempranos y pasiones sefaradíes” de María Gabriel Mizraje y las 25 ponencias presentadas: “Revisitando la propaganda contra los judíos conversos en la Castilla del siglo XV”, Jimena Tcherbbis; “Alonso de Espina y los judeoconversos”, Adolfo Kuznitzky – Marcos Edgardo Azerrad; “En pugna en los tiempos inquisitoriales”, Susana M. Likerman de Portnoy; “La Edad Media al descubierto en la Geniza de El Cairo”, Esther Mostovich de Cukierman; “Escenas de instrucción. Breve ensayo de emblemática cabalística”, Sergio Corinaldesi – Daniel Capola; “Los sefarditas que nunca dejaron España. Nuevas aportaciones sobre los chuetas”, Alicia Raquel Salama Chajet; “Almas en litigio. La identidad judía en los sefardíes occidentales”, Esther Cohén de Cohén; “¿Soy sefaradí o mizraji (oriental)? La construcción de la pertenencia étnica en Israel”, Batia Siebzehner; “La Ética de spinoza: en nombre/schem de un filósofo Baruj”, Silvia Lef; Baruj Espinoza: ciencia, filosofía, religión”, Pablo A. Freinkel; “La posible condición judía de Cervantes y la sanación a través de la palabra”, Belkis Rogovsky; “El Meamloez. La creatividad del rabino Yaacov Culi”, Mauricio Stamati; “El más antiguo Sefer Torá conservado en la Argentina”, Ernesto Salomón Kazez; El carácter simbólico del edificio sinagogal en la ciudad de Buenos Aires”, Sara Mónica Vaisman; “Tendencias actuales en las comunidades sefardíes de América Latina. La etnicidad y las corrientes de la religiosidad”, Mario Eduardo Cohén; “América Latina en las actas de cuatro Simposios Internacionales de Estudios Sefardíes celebrados por el CIDICSEF” (incluye la nómina de las ponencias, presentadas en los cuatro Simposios anteriores), Ricardo Djaen; “La ideología inquisitorial y la creación de cementerios judíos”, María Cherro de Azar; “Doble centenario para los judíos damascenos en Argentina”, Walter Adrián Duer; “Violeta Hemsy de Gainza”, Graciela Tevah de Ryba; “El Matadero, imagen de la violencia”, María Esther Silberman de Cywiner; “Sefaradis: refugiados da Shoá em Sao Paulo”, Rachel Mizrahi; “Historia de una sobreviviente de Salónica y Belgrado que encuentra a sus padres 70 años después”, Marcelo Benveniste; “Letra y música sefaradí. Interacción y diversidad cultural”, Liliana Tchukran de Benveniste; “El humor judío-español de los sefardíes en Bulgaria. Orígenes, características, categorías y relación con otros idiomas”, Marcel Israel; y “El Romancero. De uno a otro confín”, María del Rosario Naya.

Si bien todas estas ponencias merecen ser comentadas, por estrictas razones de espacio sólo lo haremos con cuatro de ellos en forma muy acotada.

El trabajo de Jimena Tcherbbis, “Revisitando la propaganda contra los judíos conversos en la Castilla del siglo XV”, es muy esclarecedor en un tema que por su manea de expresarse se relaciona con lo ocurrido cinco siglos más tarde, si bien la autora no lo expresa ya que se centra en lo ocurrido en el Siglo XV, en lo que se refiere a la deshumanización y demonización del converso al cristianismo: “Los conversos a los que se acusa de judaizantes son asimilados a los judíos en virtud del linaje del que descienden. Linaje que el franciscano (Fray Alonso de Espina en so obra Fortalitium Fidei) duda que sea humano ya que apoya la leyenda de que los judíos son una extirpe extraña e infrahumana, verdaderos hijos del diablo (…) Vemos un discurso proveniente de la alta cultura teologal que identificando a los judíos conversos con sus parientes judíos los deshumaniza presentándolo como el propio Anticristo” (pág. 51); y también podemos mencionar el siguiente párrafo: “…El linaje judío engendrará al Anticristo (…) y por ende el converso, como un animal que solo busca insertarse en el cuerpo cristiano en posiciones de poder para destruir a la Cristiandad desde dentro” (pág. 55).

Las ponencias de Esther Cohén de Cohén, “Almas en litigio. La identidad judía en los sefardíes occidentales”, y la de Batia Siebzehner, “¿Soy sefaradí o mizraji (oriental)? La construcción de la pertenencia étnica en Israel”, se refieren a dos concepciones diferentes de quien es “sefaradí”, pues mientras que Cohén de Cohén nos habla de los descendientes de las corrientes emigratorias que salieron de la Península Ibérica hacia el este y el sur, tanto de aquellos que lo hicieron rechazando la conversión al cristianismo, como también de los marranos, conversos y criptojudíos, vía los Países Bajos, en donde esos denominados “cristianos nuevos” (término utilizado para denominar a los judíos que se convirtieron al cristianismo para poder seguir viviendo en España) volvieron al judaísmo y que utilizaron como su idioma lo que se denomina “judeoespañol” y el “ladino”, la historiadora israelí, Batia Siebzehner, aborda en su ponencia lo que ocurre con el termino sefaradí en Eretz Israel, la tierra de Israel primero y Medinat Israel, el Estado de Israel, luego donde incluye tanto a los descendientes de aquellos que emigraron forzadamente de la Península Ibérica con los mizrajim, emigrados de los países orientales (edot hamizraj), a la vez que se refiere a la diferencia socioeconómica existente en la sociedad israelí entre los ashkenazim y los sefaradim, que dieron lugar a movimientos reivindicativos por parte de estos últimos, para luego centrarse en el surgimiento, en 1983, del partido político Shas, iniciales de las palabras hebreas Sefaradim Shombrei Torah (sefaradíes que cuidan la Torá), al que considera un “movimiento sectario ortodoxo” en el que se unen la etnia y la religión, un sector social que carecía de representación integrado en sus orígenes por judíos provenientes de los países orientales. La lectura de ambos trabajos nos brindan, a nuestro entender, un panorama muy claro sobre un aspecto de la cultura y la realidad judía actual.

Por último queremos mencionar la ponencia de Belkis Rogovsky, “La posible condición judía de Cervantes y la sanación a través de la palabra”, donde está intelectual judeoargentina aborda un tema sobre el que existe una gran cantidad de investigaciones publicadas, pero lo hace de una manera didáctica que permite una rápida comprensión de los expuesto por parte de quienes no están interiorizados en la influencia de los textos judaicos en El Quijote, y por lo tanto si Miguel de Cervantes era o descendía de “cristianos nuevos”.

Queremos aprovechar esta oportunidad para felicitar tanto a las autoridades del CIDiCSef, que preside Mario Eduardo Cohen, como a la directora de Sefárdica N° 21, María Cherro de Azar, por la importante labor que realizan al difundir el acervo cultural sefaradí, que conforma la identidad judía de todo el Am Israel.

Aquellos interesados en conseguir la publicación deben dirigirse al CIDiCSef: al teléfono 4861-0686 o por mail: [email protected]

Autor: Licenciado Eduardo Chernizki

Chernizki

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here