Crisis en la frontera Venezuela-Colombia: B´nai B´rith Latinoamérica pidió «aliviar la crítica situación humanitaria y facilitar una salida pacífica»

A través de un comunicado firmado por León Cohen, Presidente B´nai B´rith Latinoamérica; Marcelo Burman
Presidente Distrito 23 B´nai B´rith Internacional, Norte Latinoamérica y el Caribe; y Joseph Gabriel
Director Oficina de Derechos Humanos Distrito 23 B´nai B´rith Internacional, Norte Latinoamérica y el Caribe, la institución pidió solucionar la situación en la frontera entre Colombia y Venezuela, y ayudar a la situación humanitaria y los derechos humanos de la población afectada.

A continuación el comunicado completo:

Ante la crisis humanitaria que se vive en la frontera colombo venezolana, derivada del cierre unilateral de la frontera y la expulsión de una cantidad indeterminada de ciudadanos colombianos, B´nai B´rith, la más antigua y reconocida Organización No Gubernamental Judía de Defensa de los Derechos Humanos, emite el siguiente comunicado.

Como latinoamericanos y judíos, criados por quienes décadas atrás sufrieron en carne propia expulsiones y vejaciones de feroces dictaduras de corte totalitario, no podemos permanecer indiferentes y menos aun en silencio cómplice ante el inhumano sufrimiento e injusta estigmatización de la cual han sido víctimas los ciudadanos colombianos antes residentes en el lado venezolano de la frontera, así como tampoco podemos avalar la actuación de grupos armados que, al margen de la ley, han venido violentando sistemáticamente el orden legal y los Derechos Humanos tanto de civiles como de militares venezolanos y colombianos.

Hacemos un llamado a las autoridades de Bogotá y Caracas a fin que actúen acorde a las normas internacionales establecidas en defensa de los Derechos Humanos, así como que se otorgue autorización para que tanto las Organizaciones Gubernamentales como No Gubernamentales encargadas de velar por el bienestar de la población, realicen sus impostergables trabajos que puedan aliviar la crítica situación humanitaria y facilitar una salida pacífica a la situación planteada.

Exhortamos a ambos gobiernos el cese de pronunciamientos descalificadores que conllevan al agravamiento de la crisis y su anuencia para la inmediata activación de los canales diplomáticos pertinentes, tanto binacionales como regionales, que ayuden a resolver la crisis vigente.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here