Egipto inunda los túneles de Hamás en la frontera con Gaza

El ejército egipcio comenzó a bombear grandes cantidades de agua del mar para anegar los túneles cavados entre la península del Sinaí y la Franja de Gaza, en lo que aparenta ser una renovada campaña para aniquilar la actividad terrorista en la frontera.

Según fuentes palestinas la operación tiene como objetivo detener el contrabando que los islamistas llevan a cabo desde y hacia el enclave costero, controlado por el grupo terrorista Hamás.

Largos caños que llegan hasta el mar Mediterráneo están anegando la frontera, lo que les permite a los militares egipcios destruir los túneles sin necesidad de conocer la ubicación exacta de los mismos.

El mes pasado, oficiales egipcios advirtieron que la zona sería inundada y convertida en 18 granjas ictícolas a lo largo de la frontera de 14 kilómetros con Gaza, haciendo que la excavación de nuevos túneles sea imposible.

Desde que el grupo extremista islámico Hamás se apoderó de Gaza, en 2007, el enclave costero está bajo el bloqueo de Egipto e Israel, con el objeto de evitar la importación de armas a los grupos terroristas como así también la cooperación entre Hamás y las organizaciones jihadistas radicadas en el Sinaí.

En la península del Sinaí se ha establecido el grupo “Provincia de Sinaí” –anteriormente conocido como “Ansar Beit al Maqdis”-, que ha jurado lealtad al “Estado Islámico”, que a su vez controla grandes franjas de Irak y Siria.

Hasta hace algunos años, Egipto toleraba la industria del contrabando subterráneo, permitiendo que cientos de túneles introdujeran desde cigarrillos hasta armas a la Franja. Esos túneles eran la cuerda de salvavidas para Hamás que recolectaba millones de dólares en impuestos a las mercancías ingresadas.

Sin embargo, tras una ola de ataques contra las fuerzas de seguridad, el presidente egipcio Abdel Fattah al Sissi, está aplicando una línea más dura contra los insurgentes en el territorio egipcio, y ha establecido una zona tapón sobre la frontera con Gaza.

En julio pasado, los jihadistas del Estado Islámico atacaron puestos militares, en una ola de ataques suicidas y batallas coordinadas, en los que murieron 21 militares egipcios y alrededor de un centenar de islamistas.

Entre tanto, los habitantes de Gaza temen que la anegación con agua del mar destruya el acuífero y genere problemas de suministro de agua para los habitantes de la Franja.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí