El terror no cesa: Tres muertos en dos atentados en Jerusalén

Tres personas fueron asesinadas y decenas resultaron heridas en cinco ataques terroristas en Jerusalén, y Raanana. Las carreteras que conducen a la ciudad capital fueron cerradas tras los mortíferos ataques.

Hamás elogió los atentados diciendo que era un “mensaje para cualquiera que dañe nuestros lugares sagrados. Seguiremos con la intifada, que es la respuesta natural al silencio del mundo”.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, reunirá su Gabinete de Seguridad para decidir las medidas a tomar a la luz de los constantes ataques.

Entre tanto, tres personas fueron asesinadas y otras 17 resultaron heridas en dos ataques simultáneos en los barrios de Talpiot Este (conocido también como Armón Hanatziv) y Gueula.

Dos terroristas abordaron el autobús de la línea 78 de la empresa Egged en el barrio de Armón Hanatziv, armados de una pistola y una daga.

Aparentemente, podrían haber tenido la intención de secuestrar el autobús. Los terroristas comenzaron a abrir fuego y a apuñalar a los pasajeros con el autobús en movimiento, asesinando a un hombre de sesenta años e hiriendo a otros cuatro. Uno de los cuales fue declarado muerto más tarde en el hospital.

Un guardia de seguridad pudo derribar a uno de ellos y pegarle un tiro. El terrorista trató de levantarse nuevamente y continuar con el ataque; pero el guardia le disparó nuevamente.

El segundo terrorista cerró las puertas del autobús en un intento de impedir que las fuerzas de seguridad subieran y que los pasajeros escaparan. La policía le disparó desde fuera del vehículo.

Uno de los terroristas fue abatido y el otro fue herido y neutralizado. Paramédicos del servicio de emergencias Magen David Adom (Estrella de David Roja) describieron la situación como caótica.

En la calle Malchei Israel del barrio Gueula, un terrorista atropelló con un automóvil a los peatones en una parada de autobús, hiriendo a dos de ellos. El terrorista abandonó el vehículo y apuñaló a los dos heridos. Un guardia de seguridad que se encontraba cerca arribó a la escena y abatió al terrorista, que fue identificado como Alaa Abu Jamal, domiciliado en Jerusalén este, con ciudadanía israelí. Abu Jamal era empleado de la empresa telefónica Bezeq, y utilizó el automóvil de la compañía para perpetrar el atentado.

Fuente: Agencias/Aurora

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here