Shabbos Project Argentina: mens sana in corpore sano

Por segundo año consecutivo, más de 4.000 mujeres participaron del amasado de Jalá, en el marco del Shabbos Project en Argentina. En está oportunidad se llevó a cabo en el Distrito Audiovisual, allí confluyeron las distintas mujeres que vinieron, desde distintas comunidades, para vivenciar juntas, más allá de si eran ortodoxas u observantes, la preparación de la Jalá que se utilizará mañana en Shabat. La idea principal de está iniciativa es que mañana las familias inviten a personas que usualmente no realizan el Shabat para compartir juntos un momento único.

20151022_182434

Durante todo el evento se vivió un clima de mucho júbilo y unión entre las mujeres, que vinieron en micros escolares con familiares y/o amigas para vivir, entre todas, un momento de mucha introspección como es el amasado de la Jalá. Desde la organización colocaron largas mesas con un kit, por mujer, que contenía: dos harinas, dos litros de agua, sal, azúcar, levadura y aceite . Además mientras se preparaba la Jalá un drone sobrevolaba el aire mostrando lo que sucedía en cada mesa, y esto se veía reflejado en tres pantallas que se podían visualizar a los costados. Mientras se preparaba la Jalá, las voluntarias ayudaron mucho en lo que se refiere a la preparación del pan, ya que las iban guiando a muchas jovencitas que, por primera vez, la preparaban solas sin la ayuda de sus madres y o abuelas. El momento del amasado de la Jalá tuvo una energía y una emoción que se sentía en el ambiente.

20151022_201946

Al principio hubo un momento para los discursos protocolares, antes de iniciar lo que fue el amasado en sí. En primer lugar habló la coordinadora general del Shabbos Project, Jacqueline Zeitune, quien agradeció a la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires por apoyar está iniciativa, y además enfatizó que está iniciativa se estaba llevando a cabo al mismo tiempo en 550 ciudades alrededor del mundo: «El Shabbos Project trajo luz al mundo».

20151022_200302

Por su parte, el Rabino Daniel Oppenheimer, quien apoyó desde el minuto cero el proyecto, tuvo un discurso contundente en el que remarcó la importancia de que las familias judías vuelvan a las raíces de la realización del Shabat, como lo hacían antes sus abuelas y madres: «En una época en el que los vínculos se desvanecen, el hecho de prepararla Jalá y el Shabat es una forma de unir», y además agregó: «Lo que sostuvo a Am Israel fue la familia y el Shabat». También se refirió al difícil momento que está atravesando el Estado Hebreo, y le pidió a las mujeres presentes que en el momento del amasado de la Jalá «hagan una tefilá por nuestros hermanos que viven en Israel». Cabe resaltar que el Concierto de Havdalá se realizará el sábado 31 de octubre a las 22 horas en la Plaza Seeber debido a que el sábado a la noche todos los lugares públicos y privados deben cerrar a las 0 horas debido a las elecciones nacionales que se llevarán a cabo el domingo en todo el país.

Este proyecto llegó en un momento muy convulsionado del mundo, donde grupos terroristas matan en nombre de las religiones, como el caso del ISIS, y dónde se produjo una desvalorización de la religión. Por eso, se puede decir que algunas personas se alejaron de ella, no sólo del judaísmo sino del cristianismo, como bien lo mencionó el Papa Francisco en sus primeros discursos. El Shabbos Project no sólo vino a traer la idea de compartir en familia un momento sagrado, sino también, a que las mujeres vuelvan a instalar la idea en sus casas de re-valorizar e incorporar a sus vidas cotidianas el sentido espiritual de la religión. Sólo la mujer, por su capacidad de conducción, puede llegar a albergar tamaña responsabilidad de volver a inculcar los valores que pregona el judaísmo. Por este motivo, el Rabino Oppenheimer terminó su discurso diciendo: «Juntas nosotras somos más fuertes».

20151022_185140

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here