Imputan por terrorismo a una mujer que compró una falsa panza de embarazada

Una mujer de 23 años y convertida al islam que había comprado por internet y modificado artesanalmente un falso vientre de embarazada, fue imputada por terrorismo junto con su marido.

La Justicia francesa sospecha que la joven, originaria de Montpellier, en el sur de ese país, tenía previsto cometer un atentado con su pareja, de nacionalidad franco-chadiense.

La Fiscalía de París había abierto una investigación judicial por cargos de «asociación de malhechores con fines terroristas y financiación de una agrupación terrorista» contra ambos, y por «organización terrorista individual» contra la mujer.

Cinco semanas después de los atentados jihadistas de París en los que murieron 130 personas y otras 350 resultaron heridas, los investigadores encontraron en su domicilio un vientre falso de embarazada que había sido vaciado y recubierto de papel de aluminio.

La mujer alegó que el dispositivo fue modificado manualmente para robar en grandes almacenes, ya que de esa forma evita los detectores antirrobo.

Sin embargo, los policías y magistrados a cargo del caso no creen esa versión. De entrada, porque la mujer acaba de recibir una importante herencia.

Pero, sobre todo, porque sospechan que se había radicalizado en su conversión al islam, solo salía a la calle cubierta con un velo de pies a cabeza y pasaba horas mirando en internet vídeos del Estado Islámico (EI) y descargando su propaganda y la de Al Qaeda.

Los investigadores también establecieron que había buscado información en la red sobre mujeres kamikazes y dispositivos explosivos, al tiempo que confesaba a sus allegados que quería viajar a Siria para morir como una mártir. EFE

3 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here