Juicio por encubrimiento: prestaron declaración testimonial dos ex policías bonaerenses

En la segunda audiencia del 2016 del juicio por las irregularidades cometidas en la investigación de la causa AMIA, prestaron declaración testimonial dos ex policías bonaerenses que estuvieron detenidos por orden del entonces juez Juan José Galeano en el marco de la causa AMIA.

Jorge Rago era jefe de operaciones de la Brigada de Investigaciones de Vicente López, la cual, a principios de julio de 1994, había intentado detener a Carlos Telleldín por el delito de doblaje de automotores. El ex policía contó que tras el atentado, Gustavo Semorile -abogado de Telleldín- lo llevó a una “reunión informal” con el juez que llevaba la causa AMIA, Galeano, sin presencia de otros abogados. En el encuentro, Galeano lo amenazó con echarlo de la policía y meterlo preso si no declaraba que el subcomisario Anastasio Leal (Brigada de Vicente López) le había entregado la Trafic – cuyo motor fue encontrado entre los escombros- al comisario Juan José Ribelli (Brigada de Lanús). Ante la negativa a acceder a las pretensiones del ex juez, Rago fue detenido días despúes y exonerado de la policía. El ex agente dijo creer que la reunión fue grabada y la cinta, posteriormente quemada.

Diego Barreda, ex oficial de la Brigada de Vicente López, declaró que conocía a Carlos Telleldín desde 1988, por su actividad como dueño de saunas y boliches y luego como informante de la policía. Por esa relación es que Ana Boragni, esposa de Telleldín, lo llamó por teléfono el día que allanaron su casa buscando al último tenedor de la Trafic que explotó en la AMIA. Según dijo, fue él quien llamó a Telleldín, que se encontraba en Misiones, y lo convenció para que se entregara. En ese momento, la SIDE a través de Antonio Jaime Stiusso, le pidió que colaborara con la investigación, de la cual el ex juez Galeano estaría al tanto. Según dijo, lo hizo durante tres meses, con encuentros de una o dos veces por semana. Su tarea era obtener información por parte de la familia Telleldín. Sin embargo declaró que el dobalr de autos siempre mantuvo la misma versión de los hechos.

En 1996, ya exonerado de la policía y detenido por orden de Galeano, Barreda prestó declaración indagatoria frente al ex juez, sus secretarios Carlos Velasco y María Susana Spina y los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia. El testigo denunció que en ese encuentro Galeano le advirtió que pensara bien su declaración ya que, de acuerdo a qué decía podía quedar imputado por delitos comunes o en la causa AMIA. A su vez, tras ver su declaración escrita, Barreda mencionó haber encontrado frases que se le atribuían a él pero que no había dicho.
Por último, denunció que el ex comisario Luis Vicat se reunió con su padre Alberto Barreda, en un hotel y ambos, junto a otros ex policías, fueron a verlo a la cárcel para convencerlo de que cambiara su declaración indagatoria: debía declarar haber visto a Ribelli en una Trafic blanca. A cambio, le otorgarían la libertad, una nueva identidad y dinero que le girarían al exterior, donde viviría. El trato no fue aceptado por Barreda. “Cómo voy a decir eso si yo lo conocí a Ribelli recién el 13 de julio de 1996”, dijo.
El próximo jueves a las 10hs están citados a declarar como testigos los ex policías Oscar Bacigalupo y Argentino Lasala.

Dibujos: Proyecto Dibujos Urgentes

Fuente: Memoria Activa

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here