Los iraníes crearon una app para esquivar a las patrullas de la policía religiosa

Después de casi cuatro decenios de revolución islámica, muchos iraníes están hartos de la estricta moral que el régimen de los ayatolás impone a sus vidas y en particular de la policía religiosa, que persigue sobre todo a las mujeres que no se visten de acuerdo a la moral o que no llevan la cabeza bien cubierta. Así que un grupo de ingeniosos y desconocidos creativos ha lanzado una aplicación para móvil que avisa dónde se encuentran las temidas patrullas de la llamada “policía de la moral”. Basicamente es el mismo tipo de app que avisa de los detectores de radares de tráfico pero más dinámica e interactiva.

Casi coincidiendo con el 37 aniversario de la revolución, el 11 de febrero, que se celebró el jueves con marchas populares en todo el país, la app empezó a funcionar en Teherán el pasado lunes. Rápidamente, el Gobierno logró tumbarla, pero los creadores de Gershad, que así se llama la aplicación, no piensan ceder.

Gershad toma el nombre de la propia policía, la Gasht-e-Ershad o “patrullas de guía”, que suelen funcionar a base de puntos de control móviles, por lo que la única manera de esquivarlas en conocer en todo momento dónde se encuentran.

La app, disponible de momento solo para Android, depende de la información que proveen los propios usuarios colectivamente y va marcando con unos monigotes el lugar donde se encuentran las patrullas sobre un mapa. Como las patrullas son móviles, según se van recibiendo menos avisos sobre la localización de una de ellas, la figura se va difuminando sobre el mapa.

Sus creadores advierten que “si en una ciudad muchos ciudadanos usan Gershad e informan seriamente sobre las patrullas, Gershad será muy fiable… Haremos todo lo posible por ayudar, pero a fin de cuentas eres tú quien decidirá el éxito o el fracaso de Gershad”.

El lunes, a las pocas horas de ser puesta en marcha en Teherán, Gershad tenía ya un millar de usuarios y y un alud de peticiones antes de que el Gobierno lograra bloquearla. El problema que surge es, desde luego, la seguridad. Los usuarios quedan protegidos por un protocolo SSL encriptado y los servidores de la app se encuentran fuera de Irán, en manos de una empresa “cuya tecnología de seguridad se ha comprobado que es impenetrable”, según dijeron fuentes de Gershad a la Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán.

Otra cosa es que la propia policía de la moral utilice la app para tender trampas a los usuarios. En este sentido, el ambiente se puede caldear… La Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán afirma que los imanes y los medios conservadores “a menudo incitan a radicales y grupos de vigilantes a tomarse la justicia por su mano para imponer las leyes morales islámicas”.

Las patrullas de la moral tienen un protocolo de actuación de tres niveles cuando interpelan a alguien con una conducta pública inapropiada: una amonestación verbal, obligar a la persona a escribir una declaración según la cual se comportará rectamente, o detenerla y llevarla ante el juez.

Según un portavoz policial, Said Montazer al Mahdi, citado por la Campaña por los derechos humanos, durante el 2014 más de 3 millones de iraníes fueron interpelados por la policía de la mora: 207.053 personas tuvieron que escribir declaraciones, 18.081 fueron llevadas ante los tribunales y 2.917.000 fueron amonestadas verbalmente.

Sin embargo, la policía religiosa es a menudo acusada de actuar a su libre albedrío con la aquiescencia de las autoridades. Así, los creadores de Gershad señalan en su pagina de Google Play: “¿Por qué tenemos que ser humillados en nuestros derechos más básicos como lo es el de llevar la ropa que queramos? Las redes sociales están llenas de videos y fotos de mujeres inocentes que han sido golpeadas y arrastradas por el suelo por los agentes de la Ershad”.

fuente: La Vanguardia

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí