El veto en peligro: Obama promueve una nueva iniciativa de paz

La Casa Blanca busca renovar las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos, antes de que el presidente norteamericano, Barack Obama, termine su mandato, el 20 de enero de 2017.

De acuerdo con un reporte del diario The Wall Street Journal, basado en altas fuentes de la Administración norteamericana, la movida incluiría el apoyo a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que propondrá las medidas de cara a un acuerdo entre Israel y los palestinos.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, canceló un encuentro en Washington con el presidente norteamericano, poco antes de la llegada del vicepresidente Joe Biden a Jerusalén.

Según fuentes de la Casa Blanca, el objetivo de las discusiones internas en Washington es presentar un programa de conversaciones futuras para avanzar una iniciativa de paz, que durante los dos mandatos de Obama no registró ni si quiera un mero progreso. En el aspecto central del repertorio de opciones que está barajando la Casa Blanca se destaca el apoyo a una resolución del Consejo de Seguridad que llamaría a ambas partes a llegar a un compromiso en una serie de temas – que Israel y EE.UU. vetaron en el pasado-.

Otra de las iniciativas que se está considerando es un discurso presidencial y la decisión conjunta del Cuarteto para Oriente Medio – que incluye a EE.UU., la Unión Europea, Rusia y la ONU-. Una alta fuente norteamericana expresó que aún no se ha tomado una decisión final y que Obama está considerando una variedad de opciones. Al tratar de hacer avanzar las negociaciones sobre el fin de su mandato, Obama no está haciendo otra cosa que seguir los pasos de los presidentes estadounidenses que lo precedieron –Bill Clinton y George W. Bush también trataron de avanzar un acuerdo hacia el fin del segundo mandato; pero en ambos casos el intento no prosperó-.
De acuerdo con uno de los escenarios que describe The Wall Street Journal, Estados Unidos presionará a Israel para que detenga la construcción en los asentamientos y reconozca a Jerusalén oriental como capital palestina – exigencia central de la Autoridad Palestina-. Los palestinos, por su parte, deberán reconocer a Israel como Estado judío y renunciar a todos los reclamos sobre el retorno de los “refugiados palestinos” al territorio de Israel.

De acuerdo con este escenario, la Administración Obama propondrá establecer dos estados para dos pueblos sobre las líneas de armisticio de 1949 – es decir la Línea Verde o la llamada frontera de 1967-. Al igual que en rondas de negociaciones anteriores, también en este caso se recomendará el intercambio de territorio; así, parte de los bloques de asentamientos permanecerán igualmente dentro del territorio de Israel después del acuerdo de paz.

El rotativo reporta además que factores oficiales palestinos manifestaron que recibirán con beneplácito una invitación para entrevistarse con el presidente Obama en Washington antes de que termine su mandato. Esos mismos factores subrayaron que el fin de la construcción de asentamientos constituye una condición para establecer una solución de dos estados. “En los próximos diez meses, el presidente Obama puede ser el salvador de la solución de dos estados o enterrarla”, expresó Husam Zomlot, un alto asesor del mandatario palestino, Mahmud Abbás. “No es momento para medidas pequeños. Coloquemos las bases para la próxima administración”, agregó.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here