Israel autoriza a la AP a crear una usina eléctrica en Cisjordania

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, autorizó a la Autoridad Palestina (AP) a construir su primera planta eléctrica en Cisjordania (Judea y Samaria) en un intento de paliar la escasez y los altos costes.

La autorización fue tramitada por el Fondo de Inversión Palestino y será edificada en un plazo de cuatro años en el distrito de Jenín, en el norte de Cisjordania.

La nueva planta, que será la primera que los palestinos tienen en Cisjordania -la única existente ahora está en Gaza, bajo control del grupo terrorista islámico Hamás- proveerá 450 megawatios y su construcción será sacada a concurso después de superar los obstáculos financieros y burocráticos.

Hasta ahora los palestinos de Cisjordania reciben alrededor del 85 por ciento de su electricidad de Israel y el resto de Jordania, pero la capacidad de producción israelí ha tocado su techo y el consumo palestino crece constantemente.
La planta suministrará electricidad al norte de Cisjordania y la cuota que reste será trasladada al sur por las infraestructuras de la Compañía Eléctrica de Israel.

El proyecto ahorrará a las arcas palestinas alrededor de 40 millones de dólares anuales, dado que los costes de producción serán más baratos que los israelíes, y además proporcionará empleo directo e indirecto a mil palestinos.

El proyecto preliminar establece que la planta estará conectada directamente al suministro de gas natural del yacimiento israelí Leviatán, en aguas del Mediterráneo y aún por explotar.

En caso de no ser posible, podrá ser también alimentada con diesel.

Según la fuente, la AP está interesada también en la creación de otra planta en el sur de Cisjordania, aunque se trataría en ese caso de un proyecto más pequeño y que aún no cuenta con aprobación israelí. EFE y Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here