Leonardo Siere: «El monumento de la Shoá en San Juan surgió como una necesidad de entender el real significado de lo sucedido»

El presidente de la Sociedad Israelita de Beneficiencia de San Juan, Leonardo Siere, dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS sobre la visita que tuvieron del embajador de Alemania en Argentina,  Bernhard Graf von Waldersee, quien inauguró la exposición de los 250 años del Hospital Judío de Berlín. Además, estuvo presente en el acto que realizó la Kehilá sanjuanina por Iom Hashoá.

– ¿Qué acto realizó la Kehilá de San Juan por Iom Hashoá?

– El miércoles 4 de mayo a la noche, con la presencia del embajador de Alemania en nuestro país, se llevó a cabo la tradicional ceremonia de recordación y de homenaje con respecto al Levantamiento del Gueto de Varsovia, y recordar a todos los que resistieron de diversas maneras, no solamente con las armas sino manteniendo viva la tradición en la continuidad. En el acto central, además de las palabras de los jóvenes, tuvimos como cierre los conceptos del embajador alemán.

– ¿Qué significado tiene Iom Hashoá en la sociedad sanjuanina?

– La comunidad judía de San Juan tiene una visión muy particular porque tradicionalmente el recuerdo del Holocausto nunca se instituyó el 27 de enero, que es el día que marca Naciones Unidas, sino que lo que es el 29 de Nisan, previo al Levantamiento del Gueto de Varsovia. En esta fecha entendemos que la continuidad y el deseo de mantener como pueblo el legado de quienes nos precedieron y la continuidad de quienes nos van a seguir están reflejados en esos hombres y mujeres, esos jóvenes, mucho de ellos anónimos, que dando lo poco que tenían lucharon por la dignidad de los mismos y por el bien de la humanidad. De cierta forma, la comunidad judía sanjuanina adoptó un compromiso de un legado de avanzar y de mantener su unidad hacía el futuro que hace que comunidades como la nuestra esté llegando al centenario.

– ¿Por qué decidieron hacer un monumento en recordación a las víctimas del Holocausto?

– En San Juan se viene trabajando bastante con las leyes de educación y memoria. Fuimos trabajando en distintos niveles educativos, inclusive en la universidad y en capacitaciones. También estamos trabajando brindando talleres a escuelas secundarias. A partir de ahí surgió la voluntad de entender la creación de un memorial como un elemento que nos acerque y nos haga pensar a lo que es el real significado de todo esto. Uno entiende que para el sanjuanino le parezca lejano a la distancia geográfica de lo que ocurrió en Europa continental a final del año pasado, o que también entienda la dimensión de lo inexplicable, para algunos. Pero el monumento sí nos sirve para entender, bajo el compromiso de un artista local como Mario Pérez, la dimensión de lo que fue la Shoá; cómo seis millones de personas por el solo hecho de ser judíos fueron asesinados. Este monumento nos permite ubicar en un emplazamiento estratégico, para que todos los sanjuaninos entiendan o tengan alguna aproximación hacía la dimensión del tema.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí