Carlos Menem responsabilizó a Hezbollah por la muerte de su hijo

BAS00. BUENOS AIRES (ARGENTINA), 02/09/2013.- Fotografía cedida por la Agencia Télam hoy, lunes 2 de septiembre de 2013, en la que se observa al expresidente argentino Carlos Menem (d) junto a su hija Zulema en el Tribunal Oral Federal de Buenos Aires (Argentina). La defensa del expresidente argentino Carlos Menem (1989-1999) solicitó hoy el sobreseimiento de la causa, en la que se investiga al exmandatario por una presunta falsedad en su declaración de bienes del año 2000, informó la agencia oficial Télam. Un tribunal federal de argentina abrió hoy el juicio contra Menem a quien se le acusa de omitir incluir bienes en su declaración jurada de ese año, entre ellos una cuenta en el principado de Liechtenstein con seis millones de dólares, otra en Suiza por valor de 600.000, y dos aviones ultraligeros. EFE/José Casal/IMAGEN CEDIDA/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Aunque había dicho que sabía quién, cómo y por qué mataron a su hijo, sólo contestó al primero de esos interrogantes y de manera muy vaga. Ante el juez federal de San Nicolás Carlos Villafuerte Ruzo, el ex presidente Carlos Menem dijo que a Carlos Menem Jr. lo asesinó Hezbollah. Y ratificó que se trató del «tercer atentado». Pero se negó a responder preguntas y dejó un mar de dudas detrás de su afirmación.

Menem presentó un escrito de dos carillas en el que dijo que luego de los ataques a las sedes de la embajada de Israel y de la AMIA, y de la muerte de su hijo, pidió ayuda a la ex SIDE, los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas, al FBI y la CIA estadounidenses, al MOSSAD israelí y al Centro Nacional de Inteligencia de España, entre otras agencias, y que todas «concordaron que probablemente los atentados habrían tenido su génesis o vinculación con el Hezbollah (Partido de Dios, del Líbano)».

En el escrito, Menem también ensayó una justificación de por qué no hizo público lo que sabía. Al parecer, fue por recomendación del ex canciller Guido Di Tella, hoy fallecido, quien se basó en «informes oficiales de los embajadores de las potencies internacionales con asiento en Argentina, que colaboraron en la investigación».

¿Qué le aconsejó Di Tella? «Que no decidiera ninguna represalia o respuesta política, porque nuestro país era considerado un ‘blanco elegido’ para nuevos atentados terroristas. Esta recomendación tenía como finalidad principal continuar defendiendo el bienestar y el desarrollo de la población nacional, y al mismo tiempo, proteger la vida de mi hija, Zulema Menem, quien venía recibiendo amenazas de muerte», indicó Menem.

El actual senador solicitó, además, que los servicios de inteligencia remitan «la totalidad de las documentaciones e informaciones concernientes a estos trágicos sucesos que impactaron en la historia argentina».

La declaración de Menem se materializó en su oficina en el Senado, a donde se trasladó el juez Villafuerte Ruzo. El ex mandatario habló luego de que el presidente Mauricio Macri lo relevara del secreto de Estado que pesaba sobre él. Sin embargo, aunque había dicho que conocía los detalles del caso, prácticamente no aportó información ni contestó preguntas, y cada vez que le preguntaron algo se limitó a remitirse al escueto escrito que presentó, en el que en realidad ensayó un hipótesis que va en la misma línea que la versión políticamente correcta de los ataques a la AMIA y la Embajada de Israel.

«Fue una audiencia tensa», coincidieron al término del encuentro la ex esposa de Menem, Zulema Yoma, y su abogado Juan Lavaké.

«Menem es muy especial, no lo entiendo como padre», lamentó Zulema Menem, quien se quejó por la falta de precisiones del testimonio y porque su ex pareja se negó a responder a las 21 preguntas que había llevado. Además, definió a la muerte de su hijo como el fruto de un «ataque narcoterrorista».

Por su parte, Lavaké apuntó contra la hipótesis. «Menem se justificó diciendo que Zulemita había recibió amenazas y también Carlitos. Pero es un invento increíble y una irresponsabilidad, porque a un problema institucionalmente grave, como es la muerte del hijo de un ex presidente, se le agrega un conflicto internacional de esta naturaleza. Cometió un error garrafal, nadie se lo va a creer, es absurdo y peligroso para el país», evaluó.

Fuente: Infobae.com

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí