Cada vez más turistas llegan a Bariloche para hacer el «tour alemán»

En el último tiempo, una nueva propuesta se ha sumado al menú vacacional de Bariloche: los tours nazis. Se trata de viajes organizados para recorrer los lugares en donde se refugiaron los jerarcas del Tercer Reich, tras la Segunda Guerra Mundial. Una pequeña parte de los 700 mil turistas anuales que recibe la ciudad, arriba por este motivo y se sabe, por lo bajo, que los “viajes nazis” prometen ser un boom.

Estos traslados tuvieron su origen en 1994, cuando el capitán de las fuerzas alemanas Erich Priebke fue descubierto viviendo en Bariloche bajo su nombre real. Priebke fue extraditado y juzgado en Italia donde murió en bajo detención en 2013. El, como tantos otros nazis de destacada actuación durante guerra, encontraron en la Cordillera un escondite.

La lista de “refugiados” alemanes es extensa: Reinhard Kops, responsable por el asesinato de miles de judíos en Albania; Hans Rudel, el piloto preferido de Hitler; Adolf Eichmann, ideólogo del Tercer Reich; Friderich Lantshmer, gobernador del Tirol austríaco; Josef Menguele, el “doctor muerte” de Auschwitz. Todos dejaron su rastro en Bariloche. Siguiendo esas huellas, estudiosos y fanáticos del nazismo se acercan a la localidad.

Según pudo averiguar Clarín, los tours son organizados desde Estados Unidos y Europa por institutos, universidades, centros de estudio y grupos particulares, que contratan historiadores locales para recorrer la Patagonia. No existen números oficiales pero se estima que por año entre 1.500 y 2.000 personas pagan por los tours hasta 15 mil pesos. Recorren viejos edificios del barrio Belgrano, casas alpinas y hoteles que albergaron a Menguele, Kops y Eichmann. Visitan los restos de un supuesto bunker alemán, construido durante la presidencia de Perón a orillas del Nahuel Huapi, y la residencia Inalco, cerca de La Angostura, donde un teoría señala que se escondió el mismo Hitler.

El interés por “lo nazi” se ve reflejado en las ventas de títulos en las librerías locales. “La Guía Turística” de Abel Basti, lleva vendidos más de 50 mil ejemplares. Basti es el periodista e investigador que sostiene la teoría de que el propio Hitler y su esposa Eva Braun, sobrevivieron al sitio de Berlín y se escondieron aquí. Su guía –con datos precisos y colección de fotografías– se ha convertido en un manual imprescindible a la hora de desandar el derrotero nazi en Bariloche. “El tema sigue vigente y Bariloche tuvo una participación clave en el refugio de los miles de nazis que llegaron al país después de la guerra”, dice a Clarín el investigador.

Por estos días, la calle principal de Bariloche, Mitre, está siendo totalmente redecorada. Basti ha alertado que a la altura del Colegio alemán Primo Caprano (un pionero y filo nazi), podría haber bóvedas con interesante material de la época. ¿Nazi?, es una probabilidad. Otro “atractivo” que podría sumarse a los demás.

Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here