Hamás exige un canje «Shalit 2» por los cuerpos de los soldados israelíes

Israel no está oficialmente negociando con el grupo terrorista islámico Hamás por el regreso de los cuerpos del oficial Hadar Goldin y del soldado Oron Shaul, y los civiles Avra Mangisto e Hisam al Sayed, pero detrás de la escena se están desarrollando conversaciones a través de mediadores.

Hamás quiere un canje del tipo “Shalit 2”, con la liberación de cientos de presos, dijo un alto oficial israelí al diario Yediot Aharonot.

Pero el asunto no se limita a eso. El grupo exige incluso un “precio de entrada”, como condición para comenzar las negociaciones, con la liberación de cincuenta terroristas presos detenidos durante la operación realizada en Cisjordania (Judea y Samaria) en julio de 2014, tras el secuestro y posterior asesinato de tres adolescentes israelíes, según el reporte del diario saudita Asharq al Awsat, editado en Londres.

Se trata de una exigencia que Israel no está dispuesto a aceptar. Más aún, tampoco está dispuesto a pagar un precio alto en el intercambio de prisioneros a la luz del hecho de que no hay duda que en los casos de Goldin y Shaul la negociación será sobre cuerpos.

Los oficiales israelíes sostienen que los intentos de ligar el acuerdo con Turquía con las conversaciones para el regreso de los cuerpos de los soldados y la liberación de los civiles muestra una falta de entendimiento de lo que sucede del otro lado.

Israel está tratando con el ala militar de Hamás –y no con el ala política- que es responsable de los presos. Las negociaciones están manejadas por los tres cabecillas de Hamás, Yahya Sinwar, que estuvo preso en una cárcel israelí y fue liberado en el canje por Shalit, Marwan Issa, considerado el subjefe militar y Ruhi Mushtaha.

Al ala militar de Hamás no le interesa no la construcción de un puerto para Gaza ni aliviar el bloqueo militar sobre la Franja, ni otras cosa que no sea la liberación de los terroristas detenidos.

En 2011, el soldado Gilad Shalit fue liberado, tras cinco años de cautiverio a cambio de 1.027 presos, 58 de ellos fueron excarcelados en Cisjordania. En junio de 2014, tras el secuestro de los tres adolescentes israelíes, éstos últimos fueron detenidos nuevamente y acusados de violar las condiciones de liberación. Desde entonces, ocho han sido liberados en tanto que otros 50 siguen arrestados.

Oficiales israelíes han dicho al diario israelí que la precondición de liberar a estos presos no está sobre la mesa; aunque se puede mejorar las condiciones de 1.500 presos de Hamas como un gesto de buena voluntad por parte de Israel.

Israel está dispuesto a negociar sobre veinte terroristas apresados durante la Operación Margen Protector, en 2014 y los cuerpos de veinte combatientes palestinos que Israel capturó en esos combates.EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí