Holocausto: se presentó la exposición de los Justos de las Naciones rumanos

Sarmiento 1251 era la casa donde vivió el expresidente Domingo Faustino Sarmiento y en donde en la actualidad se encuentra la Casa de la Provincia de San Juan, lugar que fue centro de la presentación de la exposición de los «Justos de las Naciones», promovida por la Embajada de Rumania en Argentina, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas y la Sociedad Israelita de Beneficiencia de San Juan.

En el marco de la presidencia rumana de la Alianza para la Memoria del Holocausto (IHRA) se realizó la presentación de la exposición en homenaje a nueve Justos de las Naciones rumanos que salvaron la vida de miles de judíos de la maquinaria asesina del nazismo. Cabe resaltar que en Rumania, 105 personas recibieron el título de Justos entre las Naciones provenientes de territorios históricos como Rumania, Transilvania del norte, Bucovina, Basarabia y Transnistria. La exposición fue traída por el Instituto Nacional Rumano para el Holocausto -Eli Wiesel- junto al Museo del Holocausto de Whashington.

20160705_125350

La directoria de la Casa de la Provincia de San Juan en Buenos Aires, Aná María López de Herrera, le dio la bienvenida a los presentes en una sala que se encontraba colmada de público y resaltó: «Este espíritu de solidaridad de preocuparse por el otro que tenía Sarmiento se ve reflejado en esta muestra que hoy albergamos». También remarcó que hay que terminar con el antisemitismo.

A continuación, Leonardo Siere, presidente de la Kehilá de San Juan, realizó un pequeño comentario de lo que fue la visita de la embajadora de Rumania, Carmen Podgorean. junto al secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj.

Siere comentó que están realizado un «trabajo hermanado» en conjunto que está realizando la Kehilá de San Juan, el Keren Kayemet LeIsrael y la gobernación de esa provincia, para la creación de un bosque para hacerle un homenaje a los caídos en el sismo que se produjo en esa provincia en 1944 que destruyó la provincia debido a la escala y a la intensidad. En este bosque que están plantando los árboles se plantará uno, especialmente, en memoria del sobreviviente húngaro de la Shoá, Eli Wiesel, que falleció el pasado sábado, por eso invitó a la embajadora rumana para entregarle un diploma sobre la plantación de este árbol.

20160705_130638

Seguido de estas palabras, el tercero en tomar el escenario fue el presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, que basó su discurso en el trabajo heroico que llevaron adelante los Justos entre las Naciones que arriesgaron sus vidas, con el fin de salvar otras, sin obtener nada a cambio.

Además, resaltó: «Hoy Rumania tiene un protagonismo en la temática del Holocausto».

El ministro de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires Alejandro Finocchiaro, recientemente elegido como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Argentina ante el grupo de trabajo sobre Cooperación Internacional para la Educación, Rememoración e Investigación del Holocausto (IHRA), realizó una alocución en la que hizo referencia hacia la educación de los jóvenes. «Los números que se le muestran en los libros a la juventud pueden ser simples datos estadísticos para ellos. Pero cuando se le pone frente a ellos a un sobreviviente que tiene una memoria emocional le transmiten lo que fue el dolor que tuvieron que padecer», expresó.

20160705_124926

Por último, destacó la memoria de Eli Wiesel: «La obra de Eli fue una obra de luz (…) Cuando un sobreviviente como él nos deja, lo que tenemos que hacer nosotros es continuar reviviendo la llama de la memoria a las siguientes generaciones». Esa frase desató un aplauso del público presente.

Para finalizar el acto, la embajadora rumana Podgorean, a quien se la vio muy movilizada por la entrega del diploma del Keren Kayemet LeIsrael para la plantación de un árbol en memoria de Wiesel, señaló que el Premio Nobel de la Paz fue muy importante para la construcción de la memoria del Holocausto, y además expresó: «Debemos toda la construcción de leyes contra la exhibición de simbología nazi y de odio a Wiesel». También ponderó el discurso del ministro Finocchiaro y resaltó que la Argentina tiene una persona que va a generar un buen trabajo para la construcción de la memoria con relación al Holocausto.

En el acto estuvieron presentes la subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, Pamela Malewicz y de la misma cartera de Nación estuvo Claudio Avruj; ministro de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires; Alejandro Finocchiaro; Ariel Gelblung, director de América Latina del Centro Simón Wiesenthal; Ariel Cohen Sabban y Alberto Hammerschlag de la DAIA; Leonardo Siere y el secretario general de la Kehilá de San Juan; Ana María Bercovich, vicepresidenta 1º de DAIA Córdoba; Marcelo Mann en representación de la OSA; Gastón Scolnik, presidente de FEDECC; Rabino Isaac Sacca, Gran Rabino Sefardí de Argentina; Jaime Jacubovich, invitado permanente de la DAIA; Mario Wilhem por B`nai B`rith Argentina; Nicole Kovalivker presidenta de la OSFA-Wizo y Susana Luterstein, vicepresidenta de Sherit Hapleitá, entre otros.

En lo que respecta a la diplomacia estuvieron presentes los embajadores de Serbia, República Checa, Suiza, Austria, Brasil, Suecia y Haití. Además, se destaca la presencia de los encargados de negocios de la Unión Europea y de Bélgica, como así también, el cónsul de la Embajada de Italia y la embajadora israelí, Dorit Shavit, quien se encuentra transitando su último mes a cargo de la embajada de Israel en nuestro país, ya que a principios de agosto arribará el nuevo embajador proveniente de Washington.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí