Macri-Merkel: una charla reservada para hablar de la crisis humanitaria de Siria

BERLÍN (De un enviado especial).- «Presidente, ¿de qué hablaban por lo bajo con Merkel justo después de la conferencia de prensa?» La pregunta pretendía develar el interrogante que habían dejado unos segundos de cuchicheo entre los dos jefes de Estado, luego de fotografiarse delante de las banderas y alejarse del sector destinado a los periodistas. «Hablamos de los refugiados», respondió Macri, mientras se escabullía entre la gente para dejar la sede de la fundación Konrad Adenauer, donde dio una charla.

«¿La Argentina va a concretar el plan para asilar a 3000 refugiados sirios al país?», insistió LA NACION, unos metros más adelante, cuando el Presidente ya había superado la puerta giratoria y ganaba terreno camino al auto. «Estamos trabajando para poder hacerlo», ratificó, ahora asintiendo con la cabeza.

Las declaraciones de Macri reafirman el compromiso que la Casa Rosada había transmitido el mes pasado al gobierno de los Estados Unidos. El 10 de junio, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunió en Washington con la secretaria de Estado, Susan Rice, y le comunicó «la decisión del Presidente de recibir a refugiados en la Argentina para colaborar con la situación internacional». El tema también estuvo presente en el encuentro que Macri mantuvo con la canciller de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, anteayer.

Sin embargo, en el Gobierno aclaran que por el momento no se dieron pasos concretos. Sólo se ratificó ante la UE y Alemania el compromiso asumido en los Estados Unidos. No se fijaron plazos ni se identificó tampoco al grupo de familias que podrían llegar a la Argentina. Aún hay muchas dudas respecto de la viabilidad de este plan de refugiados sirios en la Argentina. En total, según cifras de la Acnur, hay casi cinco millones de refugiados sirios por el conflicto bélico en ese país.

El pedido para que la Argentina colabore con la crisis humanitaria llegó también de parte del director de orquesta argentino Daniel Barenboim, un activista de la paz en Medio Oriente. «La Argentina puede y debe jugar un papel internacional más importante. El de los refugiados es un problema que Europa y Alemania solas no pueden resolver», sostuvo, tras un encuentro de 20 minutos con el Presidente, en el hotel Regent.

El compromiso argentino quedó por escrito, como parte de los acuerdos firmados anteayer en la Comisión Europea, con la UE. «La Argentina y los servicios pertinentes de la Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) fortalecerán su cooperación para brindar asistencia a los refugiados de Medio Oriente y, en particular, de Siria», dice el texto. Y agrega: «La Argentina está dispuesta a recibir nuevos refugiados desde zonas de conflicto, teniendo en cuenta las capacidades locales de recepción, la necesidad de integración efectiva de los refugiados y las consideraciones de seguridad pertinentes».

Polémica en el Mercosur

El canciller de Brasil, José Serra, pidió ayer postergar el pase de la presidencia pro tempore del Mercosur de Uruguay a Venezuela. Serra se reunió en Montevideo con su par de Uruguay, Nin Novoa, y adujo que si Venezuela no cumple las normas comerciales del Mercosur, de zona libre ni de unión aduanera, además de atravesar graves problemas políticos, no puede presidir el bloque. La definición del traspaso de la presidencia pro tempore del Mercosur se dará el lunes próximo, en Uruguay, en una cumbre de cancilleres del bloque. Paraguay y la Argentina también ponen reparos ante Venezuela.

Fuente: Lanación.com.ar

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí