Marcos Grabivker: «Estoy convencido que el juicio en ausencia no es anticonstitucional»

A 22 AÑOS DEL ATENTADO A LA AMIA– El juez federal de la Sala 2 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico y vicepresidente de la Asociación Internacional de Abogados y Juristas Judíos, Dr. Marcos Grabivker, recibió a la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS en su despacho para dialogar en profundidad acerca de cuáles son los puntos por los cuales él se encuentra en favor de la sanción del proyecto de ley de juicio en ausencia en causas como la de AMIA o también en delitos de lesa humanidad, como puede ser el caso de la dictadura militar.

– ¿Qué elementos tiene el juicio en ausencia para que lo consideré válido jurídicamente para casos como el atentado a la AMIA?

– Yo creo que es una herramienta muy buena con respecto a la cual hay prejuicios. Me parece importante señalar que no se trata de hacer una ley a medida del caso AMIA sino que la idea es hacer una legislación que puede ser útil para avanzar en los casos de delitos de lesa humanidad. Si no me equivoco hay 75 represores del proceso prófugos y ésta es una prueba de que no es solamente para el caso AMIA. Los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles porque así lo dispone uno de los tratados de Derechos Humanos a los cuales el Estado argentino otorgó jerarquía constitucional. En los delitos de lesa humanidad, muchas veces los autores pudieron estar prófugos o huir y, en otros casos, como pasa en el caso AMIA y como sucedió en el último gobierno militar argentino, han sido altos funcionarios de un gobierno, aunque en el segundo de los casos usurparon los cargos públicos. Entonces, la prosecución de las causas es muy difícil.

El juicio en ausencia es adoptado por otros países como es el caso de Francia e Italia. Son naciones civilizadas y democráticas. Por eso, no hay ningún obstáculo en nuestro ordenamiento jurídico, ni constitucional, ni de los tratados de Derechos Humanos de jerarquía constitucional y tampoco legal para que no sea así. Hay mucho prejuicio de quienes tienen una visión, a mi juicio, un tanto sesgada o parcial. El ausente (imputado) no está presente porque no quiere estar. El caso de nuestro país, hace falta una ley porque hoy no está regulado. En el ordenamiento procesal nacional y federal hay dos etapas de los juicios: la etapa de instrucción que es la recolección de las pruebas y la determinación de si debe haber etapa posterior del juicio propiamente dicho; y después la del debate, que es el juicio pleno. El Código Procesal actual establece que la instrucción no se detiene, eso quiere decir que se debe llevar adelante y después se hace el juicio. Para la etapa del juicio la legislación actual requiere la presencia del imputado. Hay que resaltar que las personas acusadas tienen todos los derechos que les asisten, pero las víctimas y la sociedad también deben tenerlos. Como modo de reconocer los derechos de las víctimas y de la sociedad, el juicio en ausencia también es una herramienta que asiste a esos derechos.

– Pero algunas juristas y el mismo exjuez Zaffaroni planteaban que se debía modificar el Código Penal y la Constitución para llevar adelante un juicio en ausencia…

– No, no…Zaffaroni tiene una visión muy particular del Derecho Penal, casi casi abolicionista, extremadamente minimalista. El tipo de visiones como las de Zaffaroni, quien merece mi respeto, pone el centro casi únicamente en los derechos de los imputados, no sé si toma muy en cuenta los derechos de las víctimas o los de la sociedad misma. Yo estoy convencido que el juicio en ausencia no es inconstitucional ni violatorio de los tratados de derechos humanos, todo lo contrario.

El tema fundamental para que el juicio en ausencia sea válido es que el imputado reciba la imputación, conozca qué se le imputa, los cargos que se le hacen y los elementos que se quieren hacer valer en su contra. Si este paso se cumple, entonces no hay violación de ninguna garantía constitucional, ni de ninguna garantía de derechos humanos ni de derechos humanos algunos… Al conocer la imputación y los elementos de cargo en su contra está en condiciones de ejercer sus derechos.

– Esto también lo planteaba el proyecto de ley de juicio en ausencia de DAIA…

– Tengo entendido que así es. Los fundamentos del proyecto de ley dicen que quedan preservadas todas las garantías judiciales principalmente reconocidas por la Constitución Nacional y por los tratados: que son el derecho a un debido proceso, la defensa en juicio, a ser juzgado por un tribunal anterior al hecho y con ley sustancial anterior al suceso, a no ser coaccionado a declarar contra sí mismo, a estar presente en el proceso, a ser oído públicamente por un tribunal imparcial, al principio de inocencia, a ser comunicado previa y detalladamente de la imputación, a defenderse por sí o por el defensor que elija, a comunicarse con el defensor, a que el Estado le suministre un defensor si no se defiende, a controlar la prueba, a obtener la revisión judicial por un tribunal superior. Todos estos derechos y garantías son disponibles por el imputado, salvo uno que es irrenunciable de acuerdo con lo que dice el Tratado de Costa Rica, que es que el Estado le suministre un abogado si él no se quiere defender por sí mismo y no quiere tener un abogado. Esta es una imposición en resguardo de él mismo.
Tomemos un juicio común: el primer acto es un llamado a indagatoria, que es el momento de la defensa material en el que se hace conocer la imputación y se exhiben los elementos de cargo en contra del imputado. Lo que indica el Código Procesal hoy es que si quiere se niega a declarar, sin que esto pueda ser utilizado como presunción en contra…

– Claro, porque es inocente hasta que la justicia compruebe lo contrario…

– Si conoce la imputación y se niega a declarar, él decidió no ser oído. Cerró la boca. El imputado decidió no hablar ni argumentar en su favor, es una decisión voluntaria de él. Si la persona conoce la imputación y los elementos y después no viene más al juicio es una decisión del acusado. Yo no entiendo dónde están las inconstitucionalidades, el debido proceso no se viola si la persona conoce la imputación y los elementos de cargo en contra de él.

– ¿Y si la persona, en este caso los imputados iraníes, llegaran a desconocer los cargos por los cuales son imputados?

– Yo creo que no los desconocen. El Derecho Penal es un derecho de realidad. La Argentina le ha pedido la extradición a Irán en reiteradas oportunidades. Los imputados iraníes eran todos o casi todos altos miembros del gobierno iraní, de un gobierno que continúa hasta el día de hoy, cambiaron algunas personas pero la línea de aquel gobierno continúa. Es más, uno de los requeridos hoy es ministro de Defensa, Ahmad Vahidi. Entonces, ¿no conocen la imputación?… Que ellos no hayan tomado un papel y que no se les haya hecho firmar un acuse de recibo de ese papel, no quiere decir que no la conozcan. ¿Alguien puede decir que los señores que están prófugos de la justicia Argentina no sabe qué se los imputa? Está en los diarios de todo el mundo.

– En el caso que se realice el juicio en ausencia y los iraníes sann declarados inocentes, ¿qué sucede con las alertas rojas?

– Si una persona es inocente se acabó, no hay por qué buscarla. La alerta roja no es ni más ni menos que una orden de captura con mayor atención en todo el mundo.
Con el juicio en ausencia se termina con una injusticia manifiesta del caso AMIA y también me refiero a otras causas. Las personas que se quedan y se someten a la justicia, el juicio avanza y puede ser condenado. Mientras que la otra cara de la moneda, es las personas que se escapan, y aunque el caso AMIA se juzgan delitos de lesa humanidad que nunca prescriben, resulta que nunca está condenando. ¿Por qué? ¿Dónde está la justicia? El derecho y la ley tienen que ser herramientas que conducen a la realización de la justicia, entonces sin el juicio en ausencia una vez más se premia al incumplidor y se castiga al cumplidor. Todos los derechos que enumeré recién, si el prófugo no los ejerce son porque no desea hacerlo. ¿Por qué el Estado tiene que cercenar el derecho de las víctimas y de la sociedad porque el imputado, prófugo, no quiere ejercer su derecho?

He leído, alguna vez, que alguien decía que el imputado no podía mantener diálogo con su abogado. Primero que no es cierto, estamos en la era de las telecomunicaciones, precisamente hoy cualquier persona habla con quien quiere, y segundo, si no habla porque no quiere, ¿qué culpa tiene el resto del mundo? La estrategia de su defensa es escaparse del alcance de la justicia y del tribunal.

Supongamos que los iraníes son considerados culpables del atentado a la AMIA a través de un juicio en ausencia, la Argentina pide la extradición de estos iraníes para que cumplan su condena, ¿Irán puede seguir negándose a entregarlos?

– Irán, de hecho, hasta ahora ha tenido una falta de colaboración total. Irán nunca contestó ni pedidos de informes, ni pedidos de extradición ni cumplió órdenes de captura. Yo estoy seguro que mientras dure esta línea gubernamental, que no parece que vaya a cambiar pronto, Irán no cumplirá con un requerimiento de la justicia argentina, como no hizo hasta ahora.

– Entonces, el juicio queda sin efecto…

– No, no queda sin efecto. Quedan con una condena imprescriptible y se le indica a Interpol que quedan con órdenes de captura para toda la vida. A mí me parece que esto tiene otro efecto, que es el alcance de la verdad judicial, por lo menos. De algún modo se termina el estado de incertidumbre, que es lo que se ha dicho en los temas de los juicios del proceso militar. Una de las peores cosas era el status de “desaparecido” porque no se sabía qué pasó. ¿Acá por qué no se puede determinar quiénes son los responsables, si ellos no quieren alegar en su favor? ¿Por qué todo el juicio se tiene que detener? Las víctimas no van a tener respuesta ni la sociedad ni el Estado argentino, que fue violado en su soberanía y en su seguridad. En el atentado también murieron personas que no tenían nada que ver con la comunidad judía ni con el Estado de Israel. El Estado argentino también fue víctima. Además, por un decreto del año 2005 firmado por el expresidente Néstor Kirchner, la República Argentina se comprometió a arbitrar todos los medios necesarios para reparar las graves falencias del Estado. Uno de estos medios es que el Estado argentino implemente la ley de juicio en ausencia.

– ¿Qué se sabe de los juicios en ausencia que se realizaron en Italia y Francia?

– Yo no estoy al tanto en detalle, pero recuerdo que el criminal de guerra Priebke fue extraditado de Argentina por un pedido de Italia por la matanza de las Fosas Ardeatinas, y hubo otro que si no me equivoco es Schwamberger que también fue extraditado; no recuerdo, en este momento, qué país lo solicitó. Algún resultado hay. No cabe considerar como resultado solamente la aplicación efectiva del castigo sobre la persona responsable. Para mí éste no es el único resultado, también es parte del resultado alcanzar una sentencia que determine cómo se realizó el hecho, quiénes lo realizaron, quiénes son los responsables, quiénes fueron los autores materiales e intelectuales y partícipes. Si hay una sentencia que establece todo esto para mí también hay parte de un resultado, aunque los culpables nunca sean habidos y no se les puedan aplicar el castigo o la sanción que se imponen por medio de la justicia.

– ¿Por qué cree que genera tanto debate el juicio en ausencia?

– Porque hay mucho prejuicio. A partir de la finalización del último golpe militar se generó un desequilibrio, nuevamente, en dónde se hipertrofiaron todos los derechos y se minimizaron todas las obligaciones. Esto llevó a que la palabra autoridad pase a ser sinónimo de represión, hasta límites que hoy a mí me hubieran parecido inimaginables. Si hoy un alumno repite un grado se considera que esto está mal. Esto a mí me sorprende, pero ha sido el cambio que se ha producido.

Creo que quienes se consideran a sí mismo los progresistas tiene un gran prejuicio contra el proyecto de ley de juicio en ausencia. Primero, porque las cosas nuevas generan resistencia. Segundo, tal vez piensan que si esto se hace para los delitos de lesa humanidad después se puede abrir una puerta para otros delitos. Quizás el juicio en ausencia puede significar un avance en la realización de la justicia, pero una frustración de intereses determinados. Yo invito a debatir públicamente el tema.

2 COMENTARIOS

  1. Dude.. I am not much into reading, but somehow I got to read lots of articles on your blog. Its amazing how interesting it is for me to visit you extremely often.

  2. It’s going to be end of mine day, but before end I am reading this impressive piece of writing to improve my experience.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí