Manuel Romero Victorica: «La Fiscal Fein le hizo mucho daño a la causa Nisman»

El Dr. Manuel Romero Victorica, uno de los abogados que representa a las hijas de Alberto Nisman junto al Dr. Federico Casal y Juan Pablo Vigliero en la causa sobre la muerte del fiscal, dialogó en exclusiva con LA CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS en la que hizo referencia a una serie de irregularidades que se produjeron en el momento del peritaje de la escena del crimen, en el que fue hallado el cuerpo el domingo 18 de enero del 2015. También aseguró que la Cámara Nacional de Casación Penal «protegió» a la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.
Por otra parte, no negó la implicancia que pudo haber llegado a tener Antonio «Jaime» Stiuso y el gobierno de Irán en la muerte del ex fiscal de la UFI-AMIA, aunque aseguró que, por el momento, no hay elementos probatorios en la causa. Por último, se refirió a las declaraciones que realizó la ex fiscal del caso, Viviana Fein,  en la que enfatizó que había mentido al decir que la «escena no sufrió alteraciones».

– ¿En qué situación esta la causa de la muerte de Nisman?

– La causa de la muerte de Nisman esta en una doble situación: la causa principal, de acuerdo a la resolución que dictará la Cámara Nacional de Casación Penal, volvió de la justicia federal, que había recaído en el juzgado del Dr. Julián Ercolini con intervención del fiscal Eduardo Taiano, que estaba formado por un equipo de fiscales. Una suerte de Unidad de Investigación Fiscal para investigar de forma más profunda lo que venía haciendo la ex fiscal Viviana Fein. En estos momentos, la instrucción la está llevando adelante la jueza Fabiana Palmaghini.
En la causa se están realizando importantes medidas de prueba: ha concluido la autopsia psicológica, que es algo que lo habíamos pedido hace mucho meses a la fiscal Fein y no había hecho a lugar, y que además corría una suerte de peligro porque los especialistas entendían que había que hacerlo antes de los 18 meses. Inclusive, quien le siguió dando curso a esta medida fue el juez Ercolini cuando tuvo la causa. Lo cierto es que ha concluido y estamos a la espera del informe final que los expertos tienen que, en estos días, presentar al tribunal. Otras dos medidas de pruebas relevantes en curso y ejecución son el entrecruzamiento de llamados telefónicos, de lo cual bastante se ha hablado o escrito en los medios de comunicación, por las personas que estarían vinculadas a los llamados que se han encontrado, hasta el momento, entre distintos personajes de la política del gobierno anterior, que van desde Berni a Milani hasta integrantes de la ex Side. Con la particularidad de que esos llamados se produjeron el domingo, que es el día que se encuentra sin vida al fiscal federal Nisman, pero con el detalle de que bastantes horas antes de que la madre pudiera ingresar al departamento a las 22:40. Cuando en principio no había un día domingo comunicaciones entre estas personas. Este entrecruzamiento ya se había hecho por la Policía Federal, pero lo hicieron mal sin un método de avanzada de trabajo; se hizo a papel con regla buscando…usemos un Excalibur, un sistema más actual, y eso es lo que se le ha pedido a Gendamería. Este organismo de seguridad trajo un informe preliminar y el juzgado le pidió que lo profundizara, eso es muy importante y estamos a la espera de los resultados definitivos para ver quién se comunicó con quién, a qué hora y dónde estaba la persona que se comunicó. Todas aquellas personas que pudieran estar relacionadas o vinculadas con la muerte dudosa de Nisman.
Nosotros estamos convencidos, de acuerdo a las pruebas que hay en la causa, que el fiscal Nisman, lejos de suicidarse, fue víctima de un homicidio. Además, ese homicidio fue con motivo y actuación funcional a partir de la denuncia que había realizado contra las autoridades del ex Gobierno nacional y otros particulares, como el diputado «Cuervo» Larroque, Luís D`Elía, etc.
La última medida de prueba que se va a avanzar, a partir de que concluya la autopsia psicológica, es la Junta Interdisciplinaria. Al mismo tiempo, se está requiriendo información ante el ofrecimiento que hizo el FBI para ver en qué podría consistir esa información para ver en qué aspecto, que haga a la prueba de la causa, podría ser de utilidad. Por ejemplo, refinar el entrecruzamiento que haga Gendarmería, si cuenta con métodos más sofisticados que los que tenemos en nuestro país. Aportar, llegado el caso, si la jueza lo dispone, si tienen peritos en criminalística o en alguna ciencia vinculada a investigación de un homicidio que pudiera aportar datos, información, conocimiento que nos lleven a esclarecer el hecho.
El único interés que persigue a las querellas es la búsqueda de la verdad, más allá del convencimiento que podamos tener de que el fiscal Nisman fue víctima de un homicidio. Yo me conformo con hablar de que al fiscal lo asesinaron, después veremos si es un magnicidio o no.

– La ex fiscal Viviana Fein hizo declaraciones en las que explicó que ahora podía hablar porque ya estaba jubilada…(interrumpe)

– Perdón, antes se la pasó hablando todos los días. No entiendo por qué dice que ahora puede…

– Fein, en esa declaración, aseguró que la escena no sufrió alteraciones…

– Bueno….

– ¿La escena sufrió alteraciones?

– La escena sufrió todo tipo de alteraciones, y no porque lo diga la querella, que es parte, sino que así lo expresó la resolución de la Cámara Nacional de Apelaciones. No solamente la crítica que le hace a toda la investigación de Fein, sino a todas las alteraciones que sufrió la escena…(hace un silencio) Desde ya, te vuelvo a reiterar que la escena sufrió todo tipo de alteraciones, y nosotros las marcamos en nuestras presentaciones. Si me las pongo a decirte tengo media hora.

– La ex fiscal aseguró que abona la teoría de que a Nisman lo indujeron al suicidio, ¿usted qué piensa?

– No es que no quiera responderte tus preguntas. Fein le hizo mucho daño a la investigación. Fein no es más la fiscal de la causa, hoy no me interesa lo que diga la ex fiscal. No voy a responder, pero no por un tema de que no es que no quiera responder a los planteos que hizo Fein, sino por que ya no es parte de este juicio. Ya hay otro fiscal y juez interviniendo. Si Fein quería hablar, que de hecho habló y mucho en su momento, lo que diga ahora la verdad que no tiene ninguna trascendencia jurídica en la causa. Es irrelevante seguir perdiendo el tiempo contestándole a la ex fiscal Fein, me parece más interesante seguir explicándote las pruebas científicas.

– Continúe…

– Se hicieron tres pericias sobre el arma que se secuestró del departamento de Nisman. Con la misma munición, que supuestamente Diego Lagomarsino le puso al arma del ex fiscal cuando supuestamente Nisman se la prestó. Esa es una versión exclusiva de Lagomarsino que no tiene corroboración en la causa; primero no está Nisman para negarlo, y segundo no tiene razón de ser el préstamo del arma que dice Lagomarsino. El ex fiscal de la UFI-AMIA tenía un arma de similares características en la casa de su madre, que de haberla querido necesitar la hubiese ido a buscar, y segundo porque por el motivo que dice Lagomarsino que Nisman se lo pidió resulta pueril. Según Lagomarsino, el fiscal le pidió el arma para custodiar a sus hijas, pero estas estaban a miles de kilómetros de Le Parc: en Europa, al cuidado de su madre, Sandra Arroyo Salgado. Entonces, pedirle ese fin de semana un arma con ese pretexto, no sirve.

– Para ustedes, ¿Lagomarsino es un eje central en esta causa?

– Para nosotros, Lagomarsino es una pieza muy importante en este entramado, y más en este entramado de encubrimiento de la muerte de Nisman. Que ya en su momento habrá que investigar…

– ¿De qué se trata la autopsia psicológica?

– La autopsia psicológica es una prueba que apunta a tratar de reconstruir el estado psicológico que tenía el fiscal federal Nisman ese fin de semana. Él, más allá de las cosas que hizo públicas a través de los medios, se contactó con muchas personas porque era consciente del riego que corría respecto de la denuncia que había formulado. Se contactó con periodistas, diputados, sus secretarios, su madre, etc. Toda una serie de personas que pueden dar testimonio y que pueden reconstruir los diálogos y las vivencias que tuvieron con Nisman en sus últimas 48 a 72 horas de vida. Recordá que en gran parte de la investigación, la ex fiscal Fein a nuestro juicio encaró la investigación para el lado del suicidio, y a partir de nuestra intervención empezó a hablar de suicidio inducido, pero prácticamente siempre negó la posibilidad del homicidio. Cosa que fue marcada, puntualmente, por la Cámara Nacional de Apelaciones como una falencia en la investigación.
Pero además de las manos y el arma, hay otros elementos que a cualquier investigador le llaman la atención porque no parecen lógicos: la computadora fue manipulada de un modo especial, borraron registros de Windows de manera selectiva logrando con esto alterar el horario de la computadora, cosa de que no se pueda saber, con exactitud o mejor dicho de manera fidedigna, las entradas a Internet y las recepciones de los mails. Eso fue hecho de ex-profeso y se pudo haber hecho a través de un sistema remoto. Lo que no se pudo haber hecho a través de un sistema remoto, y es otra prueba que llama poderosamente la atención a quienes investigamos este caso, es el borrado que se hizo sobre el teléfono celular. Se hizo a través de un método de «borrado seguro» en forma manual dónde enchufás un software y lo borras. Acá no se pudo recuperar nada del teléfono del fiscal.
El último ítem que nosotros consideramos es lo que nosotros llamamos que el departamento fue limpiado. Solo se encontraron cinco huellas digitales en todo el departamento, de las cuáles solo dos se correspondían con los patrones morfológicos de Nisman, los otros tres no se pudieron determinar, y después hay otras 11 huellas que ni siquiera se pudo determinar de qué estábamos hablando. En un departamento que, cuanto menos, estuvieron sus secretarios, sus custodias, la mucama, la madre, un periodista, y de ellos no hay ningún registro. Entonces, por eso nosotros afirmamos que el departamento del fiscal fue limpiado, se comieron un par de huellas, pero el resto lo limpiaron.

– Para ustedes, ¿cuándo murió Nisman?

– Para nosotros Nisman murió el día sábado a la noche.

– Pero la fiscalía dice que murió el domingo…

– La fiscalía no dice nada. Lo único que alega es que el cuerpo médico forense dice que habría muerto el domingo. La fiscalía, cuando tuvo que dictaminar, no dijo nada.

– Entonces, ¿ustedes cómo analizan este entrecruzamiento de llamados que se produjeron entre ex agentes de la SIDE y Milani el día domingo, si para ustedes murió el sábado?

(Piensa) Eso es lo que tendremos que investigar. Si no hubiese muerto el sábado, para qué hablaban el domingo al mediodía si Nisman estaba vivo. La pregunta es al revés, ¿cómo hablaban tanto si supuestamente, para todo el mundo, el fiscal estaba vivo? Hasta que lo encuentran a las 22:40 del domingo. Los peritos de parte médicos de la querella sostienen que Nisman falleció el sábado a la noche porque más allá del estado de rigidez cadavérica en la que se lo encontró, ese estado puede trasladarse 24 a 36 horas. La ciencia médica no tiene una exactitud en ese sentido. No dos más dos da cuatro, siempre, porque no es un tema matemático. No todos los cuerpos reaccionan igual, con lo cual no se puede ser tan rígido en la precisión de una muerte. Nosotros entendemos, por varios factores, que a Nisman lo mataron el sábado a la noche.

– Antonio Situso declaró el año pasado ante la jueza Palmaghini de forma secreta, ¿cuánta influencia tuvo «Jaime» en la muerte de Nisman?

(Vuelve a pensar…) Para nosotros, por el momento, Stiuso no tuvo ninguna influencia en esta muerte. No podemos descartar nada, pero la declaración del Sr. Stiuso apunta a que, a su entender, Nisman fue víctima de un homicidio, y que al fiscal de la UFI-AMIA lo callaron por la denuncia que hizo. Además, apuntó contra gente vinculada al gobierno anterior, sin dar nombres puntuales.

– A futuro, ¿qué se viene en la causa Nisman?

– Hay otras medidas de prueba que están en curso de ejecución y que todavía no estoy en condiciones de informarlas. Pero también está vivo el recurso extraordinario, que plantearon las dos querellas y la fiscalía, contra la resolución que dictó Casación. Para nuestro entender la resolución de Casación no se ajusta a derecho y es un dictamen sesgado.

– ¿Por qué?

– Cuando uno lee la resolución, lo que advierte es que ellos analizaron el caso como si se tratara del señor Alberto Nisman y omitieron toda la parte de este contexto que te mencioné anteriormente. Es decir, resolvieron como si se tratara de la muerte de Alberto Nisman y aquí al que mataron es al fiscal federal antiterrorismo, Dr. Alberto Nisman, quien había denunciado a la ex presidenta de la Nación. De todo esto, no dijeron ni una sola palabra, no relacionaron la prueba e hicieron lo que nosotros entendemos es una resolución sesgada. Vieron solamente una parte. Vos no podés omitir ni tener en cuenta una hipótesis de máxima cuando se encuentra probado que el propio Nisman salió en el programa de televisión «A Dos Voces» exponiendo a la sociedad su denuncia. Es público que apareció con un tiro en la cabeza, es público a quiénes denunció y es público el pacto de entendimiento con Irán. Hay un montón de cosas que son de orden público, que la Cámara de Casación no toma en cuenta.

– ¿Y ustedes a qué le atribuyen a que no lo tome en cuenta?

– Yo he sido muy crítico, y ya lo dije en otros medios. Una de las juezas que falló es la titular de Justicia Legítima, Dra. Garrigós de Rébori, y además militante kirchnerista. De alguna manera, entiendo que esta resolución lo que ha pretendido es proteger a Cristina Férnandez de Kirchner en cuanto pudo ser vinculada a la muerte del ex fiscal Alberto Nisman.

– Se sabe, hace ya un tiempo, que el gobierno de Irán le liberó una fatwa a Nisman. Para ustedes, ¿Irán tiene algo que ver con esta muerte?

– Y… si el fiscal Nisman imputó al ex Gobierno nacional por encubrimiento por su colaboración, a partir de la firma del memorándum con Irán, lo que se permite es que Nisman no pueda traer a proceso a los ocho imputados iraníes. Sabemos porque hay otra causa en el juzgado del Dr. Bonadio, que hace días es tapa de todas las noticias, en donde hay un audio que aparece grabado que el ex Canciller, Héctor Timerman, reconociéndole al ex presidente de la AMIA que los iraníes pusieron la bomba. Bonadio ahora le está pidiendo la causa de la denuncia de Nisman al juez Rafecas. Es algo que nosotros no podemos descartar, la participación o colaboración. Todavía no sabemos quién fue el autor material. Todavía estamos tratando de que la justicia dictamine si estamos en presencia de un suicidio, como sostenía la fiscal Fein y como sostiene, convenientemente, la defensa de Lagomarsino, porque quedaría exculpado ya que el suicidio no es delito. Una vez que tengamos el hecho imputable, después tendremos que ver a quién se le atribuye la responsabilidad. Indudablemente, no son tantas las personas que se benefician con la muerte de Nisman…¿a quién beneficia su muerte? Los iraníes, indudablemente, entran en la categoría de sospechosos: gente de los servicios de inteligencia, sospechosos, gente vinculada al ex Gobierno nacional entra en la categoría de sospechosos. Lagomarsino, principal sospechoso, porque le da el arma y la explicación por la cuál se la da no resulta coherente.

– Teniendo en cuenta estas series de irregularidades que tiene la causa, ¿en algún momento se va a saber fehacientemente qué paso en ese departamento?

– La verdad que no va a ser fácil. Se va a poder determinar si Nisman fue víctima de un homicidio, aunque nosotros entendemos que ya se encuentra determinado, pero falta que lo termine diciendo la justicia.  No alcanza con que lo haya dicho la Cámara del Crimen o el fiscal de la cámara, esto va a terminar ante la Corte Suprema, si o sí, porque a Casación, entre miércoles y jueves, se le vence el término. Va a tener que expedirse sobre los recursos extraordinarios que presentamos las partes, y podrá concedernos el recurso y ahorrar tiempo, y la causa irá a la Corte. Aunque también existe la posibilidad de que no nos haga a lugar el recurso extraordinario, entonces ahí nosotros tendremos que presentar un recurso de queja, pero a la Corte Suprema va a llegar sí o sí.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here