Provocaciones antisemitas de estudiantes mendocinos

 

 

Se trata de un grupo que promueve símbolos nazis. La mayoría de sus integrantes va a un colegio de la Universidad Nacional de Cuyo.

notaanti1

Por: Jorge Hirschbrand

Otro caso aislado y van… Es el tercero en cuestión de días. Bariloche, Salta y ahora en Mendoza. Se repiten, justamente, porque son tomados como hechos que no están concatenados entre sí, aunque con el mismo denominador común: considerar a la etapa más negra de la humanidad, a la máquina asesina del nazismo, como un mero juego.

Un grupo de chicos estudiantes de secundario viene, desde hace semanas, jugando con fuego. Utiliza las redes sociales, en especial Twitter, para hacer todo tipo de comentarios antisemitas con símbolos que remiten al accionar del Tercer Reich.

Son adolescentes de clase media y estudiantes del colegio Martín Zapata, que depende de la Universidad Nacional de Cuyo. Uno de ellos en particular, tiene una obsesión sobre el tema. A tal punto, que el fondo de pantalla de su perfil en la red de microblogging es una imagen repetida de Adolfo Hitler.

Cuando se plantean estas situaciones hay dos opciones: o consideran que el Holocausto fue una humorada o comulgan con la idea de perseguir personas por cuestiones raciales, sexuales, religiosas. Todo, exacerbado por la impunidad y el anonimato que dan las redes sociales.

notaanti2

Las redes son un mundo en el que todo vale. Cero regulación, cero control. Es una fauna donde pululan especies que se sienten cómodas en ese oscurantismo. Y en la que, frente al peligro inminente de quedar expuesto, surgen excusas simplistas como «me hackearon la cuenta», tal como pasó con un funcionario salteño que había escrito en Facebook expresiones de odio racial de todo tipo. Incomprobable.

Lo sucedido en Bariloche, por ejemplo, no fue un chiste de humor negro. Es un género complejo que consiste en hacer reír a partir de la desgracia. No es para cualquiera y tampoco para cualquier tema. Porque, con frecuencia, es usado para enmascarar manifestaciones discriminatorias.

Los estudiantes del colegio alemán de Lanús actuaron de manera premeditada. Buscaron ofender, agredir, atacar.

Se generó una reacción mediática. Pero, con la misma intensidad, también aparecieron, bajo ese velo de impunidad que dan las redes, manifestaciones antisemitas potenciadas por un discurso que, desde hace tiempo, busca socavar la memoria y banalizar el asesinato de seis millones de personas.

Por eso sorprendió el caso de los jóvenes mendocinos. Porque se dio, cronológicamente, en ese contexto; días después de lo de Bariloche.

Se pueden leer mensajes de todo tipo. «Perdonalos Adolf… No saben lo que hacen», escribió Álvaro, quien, en la seguidilla de publicaciones, aparece como líder de este grupo. Es un chico que cumplió recientemente 18 años, que juega al fútbol en el club Independiente Rivadavia y que, al menos por sus posteos, demuestra saber de lo que habla.

Recurre a los símbolos del horror nazi, como imágenes de hornos y jabones para referirse a los judíos; y sugiere que habrá secuestros en la DAIA. Sus compañeros y compañeras del Martín Zapata le siguen el juego macabro.

notaanti4

 

También en Instagram se puede ver una foto de este grupo haciendo el saludo nazi, con el brazo derecho levantado, como señal de «Heil Hitler».

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina no se cansa de repetir el peligro que conlleva banalizar la Shoá (Holocausto). Porque quien no comprende la gravedad de esa página de la historia no estará en condiciones de evitar que se repita. De ahí, la necesidad de educar al respecto, y sancionar a quienes promuevan el odio.

«Hitler, resucitá y llevátelos a todos», pide una chica. Y unos minutos después aclara: «Amo a los judíos». Porque esa es la justificación; decir que tiene amigos judíos. Y cuando eso ocurre, es el principio del fin.

notaanti5

(El Sol)

 

 

1 COMENTARIO

  1. no son estupidos pero si tenemos a un funcionario y ex directivo de la daia como claudio avruj qien manifesto publcamente que los muertos en la shoa podrian ser 3 o 4 millones que cabe para los antisemita y nadie dijo nada

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here