Asesinan a un escritor jordano que difundió una caricatura antiislamista

El escritor jordano cristiano Nahed Hattar ha sido asesinado a tiros este domingo en Amán por un hombre de apariencia salafista, que fue inmediatamente detenido. El atentado se produjo ante la sede del tribunal de la capital jordana que le iba a juzgar, según informó la agencia estatal Petra, por “incitación al odio confesional” tras haber difundido una caricatura antiislamista en las redes sociales.

Hattar, de 56 años, era un activista contra el integrismo islámico y había expresado en sus escritos apoyo al régimen del presidente sirio Bachar el Asad. Fue detenido el pasado 13 de agosto después de haber publicado en su cuenta en Facebook una caricatura en la que se muestra a un yihadista en el paraíso, tumbado en la cama y fumando con dos mujeres, mientras se dirige a Alá como a un criado para pedirle vino y frutos secos, y que le limpien la habitación y no le molesten después.

El escritor jordano, que retiró la viñeta de las redes sociales y fue puesto en libertad bajo fianza a comienzos de septiembre, aseguró que no pretendía insultar a Dios, sino burlarse de la visión del paraíso que tienen los radicales suníes, como los milicianos del Estado Islámico. Testigos del ataque describieron al agresor, que disparó tres balas a quemarropa, como un hombre de mediana edad, con barba y que vestía el atuendo característico de los musulmanes más tradicionales.

Jordania forma parte de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que bombardea las bases del ISIS en Siria e Irak. Un piloto jordano fue abatido por los yihadistas en diciembre de 2014 y tras ser apresado fue quemado vivo dos meses después. El reino árabe, que se había librado de la violencia que golpea a los dos países vecinos, ha sufrido este año dos atentados yihadistas contra sus fuerzas de seguridad.

El asesinato del escritor se produce tras las elecciones legislativas celebradas el pasado martes en Jordania, en las que los Hermanos Musulmanes volvieron a concurrir después de haber boicoteado los dos anteriores comicios. La Hermandad ha obtenido 17 de los 130 escaños en liza, por debajo de sus expectativas de situarse como primera fuerza con el 20% de los diputados de la Cámara baja. Aunque su presencia en el Parlamento refuerza la apertura democrática emprendida por el rey Abdalá II, una aplastante mayoría de legisladores independientes procedentes de grupos empresariales y gremiales y de tribus beduinas seguirá garantizando la hegemonía de un Gobierno leal a la monarquía hachemí.

El Pais

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here