Horacio Lutzky: “El Memorándum era increíblemente deficiente”

Por Julián Blejmar

Su rol como director del periódico Nueva Sión y de la sección de noticias de Alef Network, así como de observador en el juicio oral y público de la causa AMIA, le permitieron al abogado Horacio Lutzky realizar un seguimiento detallado de la causa Amia desde sus inicios. Sus observaciones fueron volcados en 2012 en su libro “Brindando sobre los escombros” (Editorial Sudamericana), es decir antes de la firma del Memorandum con Irán y de la denuncia y posterior muerte del fiscal Alberto Nisman. Sobre estos últimos temas diálogo con VIS A VIS CADENA JUDIA DE INFORMACIÓN, aunque refieriéndose en primer lugar a la causa original.
Suele sostener que en el análisis del atentado y posterior encubrimiento deben erradicarse las certezas y los dogmas ¿Hay sin embargo cuestiones que estaría en condición de afirmar?
Si, es posible sostener que indudablemente existió un operativo sistemático de destrucción y plantación de pruebas por parte de los encubridores, así como una voluntad concertada al más alto nivel, entre autoridades políticas y de seguridad de varios Estados, de no permitir que se conozca la verdad, por cuestiones de Estado.
¿A que estados se estados se refiere, porque razones buscaron que no se conozca la verdad?
En primer lugar a la trama criminal del gobierno de Carlos Menem y a las fuerzas que le respondían, como el Poder Judicial, la Side, y la Policía Federal, para encubrir negocios ilícitos y la traición a países islámicos, entre los que se cuentan Irán y Siria, que con 40 millones de dólares financiaron su campaña presidencial. Y luego está el papel de Estados Unidos e Israel, aunque en este caso tenía que ver con objetivos geopolíticos. Sucede que por aquel tiempo se estaban desarrollando febriles negociaciones de paz en Medio Oriente, que van a tener su resultado a la semana siguiente del atentado, es decir el 25 de julio, cuando se firma el tratado de paz con Jordania, donde Estados Unidos juega un papel fundamental, al tiempo que ya había tratativas con Assad (padre) para la devolución de los Altos del Golán. Y si pensamos que todos los años en Medio Oriente mueren cientos de personas por la guerra, estaba claro que esas negociaciones eran más importantes que entrar en conflicto con Siria por un expediente en el sur del continente latinoamericano. De hecho, mucho de lo que digo puede verse en el libro “Mossad” del investigador británico Thomas Gordon, donde en uno de los capítulos detalla como las más altas autoridades le impidieron a esta agencia profundizar sus hallazgos sobre el entorno sirio de Menem en la perpetración y encubrimiento del atentado. Al mismo tiempo, Estados Unidos e Israel consideraban a Menem como un aliado que se había desentendido de sus compromisos con los países árabes para alinearse con ellos, y sentían que el atentado era parte del precio que pagó por ello, con lo que no querían abandonarlo.
¿Cuales son las pruebas que comprometen a Siria?
Antes que nada deseo aclarar que esto no es un River-Boca, donde hablar de de Siria es exculpar a Irán. Hezbolla tiene sede en Damasco y funciona con fondos de Teherán. El mayor especialista en terrorismo de la bancada Republicana Yossef Bodansky escribió un informe sobre co-participación de Irán aportando fondos y Siria con su experiencia en la preparación material del terrorismo. Pero el gran problema es que se han suprimido deliberadamente las constancias de materialidad del hecho, lo que es fundamental para investigar el crimen, ya que recién después se pueden realizar las interpretaciones. Menem hizo esto para proteger a individuos de su entorno directo, como Monzer Al Kassar, Nassif Hadad, Alberto Kanoore Edul y varios integrantes de la familia Yoma, fundamentalmente a través del juez Juan José Galeano. En el caso de Irán, se puede ver a funcionarios de ese país que amenazaron poco antes con atentados a la Argentina, junto a anormales movimientos de diplomáticos en la Argentina y de fondos iraníes hacia nuestro país. Además, existen informes de inteligencia norteamericanos que dan cuenta sobre como actuaron en conjunto Irán y Siria en este caso.
No menciona la supuesta reunión celebrada en Irán sobre la que se basa la denuncia de Nisman…
No tengo elementos para aceptarla ni para rechazarla, en principio me suena una prueba pobre, una reunión reconstruida de forma muy vidriosa. De todas formas, repito que tanto ese como todos los elementos que hay son escasos para establecer una condena, justamente porque se borraron las pruebas desde un primer momento.
Nunca se avanzó en el esclarecimiento del atentado, pero ¿Que diferencias observa entre las gestiones de Menem, Fernando De la Rua, Néstor y Cristina Kirchner?
Bueno, Menem fue el artífice del encubrimiento y de toda la destrucción de pruebas, por lo cual está siendo sometido a juicio oral junto al jefe de Side Hugo Anzorregui y otros funcionarios de su entorno. De la Rua tuvo un comienzo auspicioso al designar a Nilda Garrá como Secretaria de Seguimiento, ya que Garré denunció desde un principio el encubrimiento, y sin descartar la pista iraní. Pero De la Rua necesitaba el apoyo de Menem a fines de 2001, y su prenda de cambio fue Garré y las denuncias que inculpaban al menemismo. Néstor fue sorprendente por su audacia, porque cuestionó la historia oficial, y particularmente por sus decretos para autorizar el levantamiento del secreto sobre agentes de la Side, que si bien no fue total, logró probar cosas como el pago ilegal a Telleldín para dar una versión falsa. Cristina como senadora miembro de la Comisión de Seguimiento fue la única legisladora que cuestionó profundamente a Galeano, y esos cuestionamientos fueron tomados muy seriamente por Alberto Nisman, algo que olvidan quienes hoy levantan su bandera. Creo que la mirada de Cristina era bastante adecuada a la realidad, aunque estuvo muy tironeada por la cantidad de intereses cruzados, locales y geopolíticos, y depositó mucha confianza en gente de la Side como Jaime Stiuso y en el propio Nisman, que como sabemos en los últimos años ya estaban muy cooptados por estos intereses geopolíticos.
Afirma que la mirada de Cristina era bastante adecuada a la realidad, sin embargo, su máxima iniciativa, el Memorandum de entendimiento con Irán, fue criticada por usted ¿Porque razones?
Yo era partidario de una soluciono a lo Lockerbie, es decir el juicio por el atentado al vuelo 103 de Pan Am, que se realizó en un tercer país. Eso lo propuso Néstor, pero Iran lo rechazó. Y cuando leí el Memorandum me pareció increíblemente deficiente para una cuestión de semejante envergadura, además de que tenía agujeros por los cuatro costados, con fallas técnicas que me hicieron opinar que el único que sacaba ventajas era Irán.
Puntualmente planteaba que sí existían posibilidades de que caigan las Alertas Rojas, a diferencia de lo que sostuvo el gobierno y distintas instancias judiciales…
Yo evite esto del River-Boca de estar totalmente a favor o en contra, y lo que dije es que si bien solo el juez podía levantar las Notificaciones Rojas, entendía también que desde la reforma constitucional de 1994 los tratados están por encima de cualquier normativa interna. Así, si se ratificaba por los parlamentos y adquiría entidad de tratado, se le podía solicitar al juez Rodolfo Canicoba Corral que el compás de espera hasta que se constituyera la Comisión de la Verdad se contradecía con una orden de detención inmediata como la Notificación Roja, por lo que se le podía solicitar que en ese lapso se levanten estas Notificaciones.
Pero mientras tanto el Estado argentino sostenía la acusación a Irán, ¿Eso no le daba facultades para continuar con las Notificaciones?
Como todo en la justicia se podrán dividir las opiniones, pero en mi opinión carecería de sentido que una mano pida una captura compulsiva si la otra establecía un compás de espera. Tal vez no fuera así, pero veía ese riesgo a futuro. Concretamente, el artículo quinto del Memorandum establecía que la Comisión y las autoridades judiciales argentinas e iraníes se encontrarían en Teherán para proceder a interrogar a aquellas personas sobre las cuales Interpol ha emitido una notificación roja, pero sin establecer plazo alguno. Si con un tratado los dos Estados se comprometen en hacerlos declarar, y eso es ley, pienso que el juez hubiera podido resolver una suspensión de las Notificaciones Rojas mientras se preparen estos interrogatorios».
¿Y ese riesgo podía hacer sospechar a su juicio algo similar a lo planteado por Nisman, de intercambiar impunidad por negocios?
Esa acusación se demostró falsa, esa historia del petróleo por granos no tenía sustento, no surge ningún elemento objetivo para plantear eso. Por el contrario, hay en la presentación de Nisman frases extrapoladas, que ni siquiera son propias de autoridades políticas, sino de estos mercenarios que eran sin lugar a duda agentes iraníes. Por otro lado las Notificaciones Rojas estaban en vigencia hacía años y no servían para nada, con lo que la impunidad no dependía de ellas, ya que eran más bien solo una molestia para Irán. Eso no quita que me hubiese gustado, -no en el marco de esta denuncia que fue política y se utilizó para involucrar de una manera forzada y no probada al gobierno-, que se hubiese investigado el accionar de algunos grupos que surgían de estas acusaciones, personajes racistas, apologistas de la violencia y xenófobos que cobraban de la embajada de Irán. Algunos de ellos sin dudas tuvieron buena llegada al gobierno, ya que como cualquier gobierno popular, el kirchnerismo tuvo cosas muy positivas pero también el apoyo de diversos factores entre los que se encontraban personas muy repudiables.
Descarta entonces que las deficiencias del Memorandum condujesen a un pacto de impunidad…
Puedo pensar que el Memorandum tenía que ver con una geopolítica en la que bajar el nivel de tensión con Irán tenía cierta relevancia en el contexto de su alianza con Venezuela, Ecuador, y Bolivia, por lo que más que ese planteo grosero de granos por petróleo pudo tener que ver con un calculo político que a mi me incomodaba, pero que de ninguna forma podía considerarse delito. Irán lo que menos me resulta es simpático, pero es necesario entender que las tratativas eran políticas y no judicializables, hay mucha jurisprudencia en ese sentido que hoy está siendo olvidada. Es igual que Estados Unidos e Israel, que negociaron con factores con los que estaban en guerra, y es necesario respetar las opciones políticas de un gobierno democrático. Es posible igualmente que estos sujetos pagados por la embajada iraní sí hayan prometido el levantamiento de las Notificaciones, incluso un ministro iraní hizo referencia a eso luego de firmando el Memorandum, pero en los hechos se comprueba que el canciller Héctor Timerman le pide expresamente a Ronald Noble de Interpol que no haya posibilidad de levantamiento, tras lo cual Irán desestima el Memorandum, por lo que no necesariamente vieron los tecnicismos que mencioné. Y además, la causa siempre dependió del poder judicial argentino, así que no veo como podía cerrarse la causa por un camino político.

¿Cuál es su balance sobre la actuación de Nisman?
Hay dos etapas. Nisman venia trabajando en la causa original en tandem con los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, quienes terminaron procesados. Pero cuando Néstor le da la fiscalía especial, comienza con mucho empuje e incluso algunas de sus acciones disgustaban a Estados Unidos y el establishmant de la comunidad, porque tocaban intereses que siempre se habían tapado, como la actuación de Galeano. Esto se demostró en los wikileaks, que demostraban estos cortocicuitos, e incluso Nisman querelló a un asesor de la DAIA. De hecho, el actual juicio por encubrimiento es por una denuncia de Nisman. Pero luego algo ocurrió y su activismo fue hacia los factores geopolíticos, con una inusitada cantidad de viajes al exterior para dar conferencias sobre terrorismo, dedicándose cada vez menos a investigar.

El pase a la Cámara Federal
La causa por la muerte de Nisman pasó recientemente al ámbito de la justicia Federal. Según plantea Lutzky, “no me parece para nada descabellado el pase, por la implicancia y peso político de la muerte de un fiscal federal, al margen de que por el momento no hay ninguna prueba de homicidio. Por supuesto, tampoco podemos ser ingenuos en desconocer que en el fuero federal está la influencia política y opera como en ningún lado la familia judicial, que tiene fuertes intereses contra el anterior gobierno».

Mario Cimadevilla y la nueva UFI Amia
Consultado por su opinión sobre el Secretario de Estado a cargo de la Unidad Investigación AMIA Mario Cimadevilla y la nueva UFI Amia, Lutzky sostienen que posee «una valoración positiva de los cuatro fiscales que integran la nueva UFI AMIA, creo que tienen voluntad y se metieron con temas que insólitamente no fueron tocados durante años, al punto que la víctima 85 fue reconocida recién hace pocos días, lo que demuestra lo mal que actuaron quienes los precedieron. Sobre Cimadevilla no ví ninguna iniciativa interesante, y eso que ya pasaron varios meses. Pareciera hacer un trabajo a reglamento, y desde el ministerio de Justicia mismo se dispuso interrumpir la sección de Infojus que cubría el juicio por encubrimiento, algo muy útil para muchos de los que investigamos una de las causas más importantes de la historia argentina, sobre todo frente a la invisibilización que le dan los medios de comunicación a este juicio, porque toca muchos intereses».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here