Pamela Malewicz: «Conocer la cultura de la comunidad judía sirve para disminuir los niveles de intolerancia»

Luciana Liberman

La Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, Lic. Pamela Malewicz, mantuvo un ameno diálogo con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca del primer Celebra Kosher que le tocó como vivir en este cargo. Además se refirió a cuáles son los puntos fuertes que destaca en su gestión.

– ¿Cómo vivenciaste tu primer Celebra Kosher ahora como subsecretaria? 

– La verdad que muy contenta. Todos estos años fueron de gran experiencia para mí, ahora ocupando otro rol que me posiciona en una situación diferente en cuanto a la perspectiva de mirar el contenido desde otro lugar. Siempre estuve muy abocada a lo que tenía que ver con la organización, y ahora poder acompañar a las colectividades, en este caso concreto a la comunidad judía con el Celebra Kosher. Me parece que tenemos una posibilidad de empezar a mostrar un poco más acerca de las costumbres y tradiciones del pueblo judío, y de a poco ir apropiándonos de algunos valores para que la gente conozca todo el bagaje que tiene la colectividad judía y no quedarnos, por ahí, circunscritos a una situación a veces, de cierta falta de información.

–  ¿Consideras que los eventos como el Celebra Kosher ayudan para combatir esa falta de información?

– Sí, confío plenamente que parte de la integración y de la posibilidad de dar a conocer la cultura de la comunidad judía, que es ancestral y con un contenido muy profundo, para que la gente pueda reconocer este aporte a la sociedad como algo valioso. Esto tiene que ver con una posibilidad, en primera instancia, de educar y de empezar a comprender que estos aportes son de mucha valoración para todos. Somos parte de nuestra historia y nuestra historia nos condiciona, también, en el presente y en el futuro. Conocer la cultura de la colectividad sirve para disminuir la intolerancia.

¿De qué se trata el convenio que firmó la Ciudad de Buenos Aires con la DAIA?

– El convenio busca articular algunas políticas que hacen al fortalecimiento de los derechos y a la no discriminación. Lo que acordamos son una serie de encuentros en los que algunos profesionales de la DAIA van a poder colaborar en algunos encuentros que hagamos desde la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural que tienen que ver con disminuir la violencia, los niveles de discriminación, poder informar, hacer una reflexión acerca de la no discriminación, la xenofobia y el racismo. Vamos a hacer una jornada que tiene que ver con jóvenes comunitarios y acá la DAIA va a tener una participación muy importante. Son acuerdos que transitan esos carriles, y estamos muy contentos con la firma de este convenio.

– ¿Qué evaluación haces, hasta el momento, de tu gestión?

– La evaluación me parece que la tendrían que hacer otros, pero la verdad que tenemos muy buena recepción en términos de registro de todas las actividades que venimos haciendo. Hay mucho contenido que estamos desarrollando. Estamos acompañando desde distintas aristas, todo lo que tiene que ver con el trabajo de derechos humanos en los ejes que tienen que ver con la memoria, el arte a través del Parque de la Memoria con un montón de actividades, con dar a conocer un espacio que estaba bastante escondido, por decirlo de alguna manera, empezar a ponerlo en valor con un poco de inversión en términos de infraestructura, acompañamiento con muestras internacionales. Posicionar al parque como un espacio de memoria único en la ciudad. Esto es algo que venimos haciendo desde el principio de esta gestión con mucho esfuerzo y acompañamiento.

Con respecto al pluralismo cultural son todos los eventos que venimos haciendo con las colectividades, no solamente los celebra sino la generación de contenido, también. El acompañar a las colectividades en profundizar sus ejes de trabajo. También nos enfocamos en todo el trabajo que tiene ver con la diversidad sexual focalizándonos más en todo lo que tiene que ver con el colectivo trans, que es el que tiene mayor vulneración de derechos. El trabajo y acompañamiento con los pueblos originarios urbanos que residen en la Ciudad de Buenos Aires a través de su cultura. Este colectivo estaba un poco solapados, yo creo que estos 9 meses de gestión fueron muy intensos y de mucho aprendizaje para todos. Yo me siento muy reconfortada con este rol que me corresponde en este momento. Espero poder seguir dando lo mejor de mí para que cada vez haya mayores derechos, más convivencia y más posibilidad de diálogo, y que haya menos lugar para la discriminación y la intolerancia.

jml_2427

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here