Germán Moldes: «Hay miedo de que se investigue el Tratado con Irán»

El fiscal Germán Moldes, quien apeló ante la Cámara de Casación el fallo que rechazó investigar la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento de Irán en la causa AMIA, recibió en su despacho a la Cadena Judía de Información Vis á Vis tras el escrito presentado por la DAIA.

– Cuando se presentó la denuncia de Nisman, usted anticipó qué iba a suceder en el proceso judicial. ¿Cuál es su reflexión de la situación actual?

 – Yo adivino no soy. No tengo las facultades que tenía Apolo en la antigüedad, pero no era difícil decir los pasos siguientes porque habíamos quedado dentro de un circuito de quienes estaban inscriptos en la militancia de Justicia Legítima o quienes, por razones que mejor no imaginar, sabíamos que iban actuar de la forma que lo hicieron. Son los mismos que actuaron en esta segunda oportunidad al pedido de DAIA y del Ministerio Público Fiscal, Gerardo Pollicita y yo mismo en la reapertura de la denuncia. No era muy difícil advertir qué se iba a venir. Pero ante la pregunta de ustedes, puedo asegurar que hay cierto nerviosismo por parte de los imputados, más que nerviosismo, diría miedito, que me hace creer que ellos también sacaron la cuenta, y la cuenta no los favorece.

A mí es fácil sacarme de la cancha, lo único que tienen que hacer es apelar a la militancia de De Luca para que deshaga todo el trabajo que yo hice, como sucedió la vez pasada. Pero ahora estamos en otra situación, ahora la DAIA se ha convertido en una entidad que solicita intervención en la causa en carácter de acusador particular (querellante). Se la reniegan, se la resisten, se la retacean. Ustedes saben que por ese lado se abre un camino paralelo en el cuál no hay De Luca que los paren. Ellos tienen el camino expedito, entonces por eso los tienen que dejar fuera del juego y hasta ahora no encuentran la forma de hacerlo porque hay una jurisprudencia de la Casación que dice que el pretenso querellante, aquel que quiere serlo pero no se lo permiten, tienen también el derecho de presentarse en esa instancia. Aún cuando le denegasen la apelación que presentaron con la firma del secretario general, Dr. Santiago Kaplún que a su vez es el patrocinante en la querella, ellos pueden constituirse en queja, ya no ante la sala de Freiler y Ballestero sino directamente ante la Sala de la Cámara de Casación para que examine la presentación. Si eso se da, los noto un poco nerviosos.

– Dentro de lo que cuenta se entiende la frase que utilizó hace unos días en la que afirmó que «hay que desratizar y fumigar el Poder Judicial». ¿Sigue sosteniendo eso?

– Tanto lo sostengo que parece que encontraron unas ratas y el administrador del edificio llamó para que venga la compañía fumigadora. Pero yo dije que no hay solo en el sótano, hay ratas por todos los pisos (de Comodoro Py).

– Usted afirmó en su escrito: «¿Cuál de los oscuros intereses que cobijaba este tratado fue el que le costó la vida al denunciante?». ¿Está convencido que el pacto entre Argentina e Irán es la causa de la muerte Nisman? 

– No lo dije yo, lo dijo la Corte Suprema. La Corte dijo que lo no se puede es ceñir la muerte de Nisman, cualquiera haya sido el mecanismo de su ejecución, con su labor como funcionario federal. Es decir, que por su denuncia se murió o lo mataron. Así que eso no es una opinión mía, es algo que un año y ocho meses se tardó para gambetear todos los obstáculos que se pusieron y retrasar que la causa cayera en el fuero federal, en donde iba a ser investigada bajo el prisma del homicidio, cosa que debió ser investigada el día de su muerte, aquel 18 de enero del 2015. Así que la muerte de Nisman está atada a su denuncia, ahora cuál de los entretelones, intereses y vicisitudes de ese vergonzoso e inconstitucional Tratado con Irán y Argentina fue la que provocó su muerte, no lo sabemos, porque no nos permiten investigar el memorándum.

Yo no lo conocí a Nisman, así que no puedo opinar si era malo, bueno, fiestero, si tenía minas o si tenía cuentas en el exterior, no lo sé. Pero por qué no nos dejan investigar el Tratado con Irán, no sea cosa que sea cierto que había transferencias de tecnología nuclear, porque, a lo mejor, eso es lo que provocó tanto nerviosismo y miedito, pero no lo sabemos. Nos gustaría examinarla un poco para ver a qué conclusiones llegamos.

– Rafecas en una entrevista que le realizó Vis a Vis aseguró que Interpol fue el instigador del memorándum, ¿usted cree que pueda llegar a tener ese rol?

– Cómo lo puedo saber si nunca me dejaron levantar la tapa del libro y ver la primera página.

– ¿Por qué cree que Rafecas no abre la causa?

– Es difícil de evaluar, pero entre otras cosas no deja de llamarme la atención que un juez, que tenía ante el Consejo de la Magistratura un cuestionamiento, nada más y nada menos, que por intercambiar mensajes de correos con los defensores de la causa Ciccone aconsejándole cuál serían los mejores procedimientos para que los defendidos, que estaban bajo su jurisdicción, pudieran eludir las acciones de la justicia, a los dos días de haber cerrado la investigación de la denuncia de Nisman, la mayoría del gobierno anterior, que integraban el Consejo de la Magistratura, le cerró la denuncia. A lo mejor, una cosa está relacionada con la otra.

– Se sabe que los abogados que defienden al ex canciller, Héctor Timerman, lo recusaron a usted…(interrumpe)

– Sí, seis veces el año pasado.

– Pero ahora lo volvieron a recusar cuando dijo lo de “desratizar la justicia”, ¿eso le preocupa?

– Tengo tanta preocupación que aquí les voy a mostrar un papel del 30 de marzo del 2015, la misma abogada que me recusa ahora, la Dra. Graciana Peñafort, que además me dice que hago militancia nazi, le decía a la hoy procesada Angelina Abonna, ex procuradora del Tesoro. Yo la denuncié a esta mujer porque ella es la que hizo el dossier sobre el cual se basó Rafecas para no abrir la investigación, pero aparte tiene una participación activa en las negociaciones del tratado con Irán. En esa carta Peñafort le escribe a Abbona: “DOC: le envío el escrito que vamos a presentar al mediodía con el objeto de hacerle cuesta arriba el trabajo al buen hombre, que es un vocaz (Moldes), para ver si se gana tiempo. Entendemos que no va a prosperar, pero puede que sirva para complicarle la existencia. Abrazo gigante, Grace”. A lo que Angelina responde: “Okey, Graciana. Lo miro. Besotes”. Entonces, los mismos objetivos, la misma metodología y la misma finalidad; la de ganar tiempo aún sabiendo que las cosas no van a funcionar, pero tirar la pelota para adelante para que no se pueda investigar el tratado, es lo que motiva esta segunda recusación, a la cual le han agregado que por mis dichos se intuye una militancia nazi.

20161013_131407_resized

– ¿Cree que algún día se va a poder investigar?

– Yo no tengo ninguna duda. Lamentablemente, a medida que el tiempo va pasando hace que el estado de ánimo de la sociedad se vaya diluyendo y la indignación que hizo que 200 mil personas nos siguieran bajo la lluvia no se pueda mantener eternamente. La estrategia es a través de los artilugios, manganetas, jugarretas de los abogados defensores para procurar que la resolución se produzca lo más tarde posible porque el día que se investigue el tratado alguien está muy asustado.

– Usted fue uno de los impulsores de la marcha del 18F y de criticar a los camaristas Freiler y Ballesteros. DAIA en el escrito que presentó también los criticó e incluso aseguró que Ballestero hizo una interpretación errónea de los artículos 42 a 44, ¿lo siente como un respaldo de lo que viene diciendo?

– Cuando empezamos a tratar este segundo pedido de reapertura me preguntaban por qué volvía a presentarme si a mí me fue mal el año pasado. El elenco está integrado por los mismos actores: Rafecas, Freiler, Ballestero y De Luca. Pero ahora no estamos solos Pollicita y yo, ahora hay querella. Entonces en ellos reside la esperanza y la fuerza que han puesto, uno siempre está esperando hasta último momento. Nosotros en el catolicismo tenemos un apóstol llamado Santo Tomás que cuando aparece Cristo resucitado dice: “Si no toco, no creo”. Entonces, pese a que mi decían la DAIA está firme, en su momento, yo les decía: “Si no toco, no creo. Ahora creo”. El escrito de la DAIA es magnífico. Han actuado con mucha voluntad, firmeza y fuerza. Creo que tienen la vocación de ir hasta las últimas consecuencias.

– En reiteradas oportunidades en la entrevista remarcó que hay gente que tiene miedo. ¿Quién es esa gente?

– Yo no quisiera individualizar quiénes son. Lo que digo es que a todos los imputados les noto en las últimas horas, desde el escrito de la DAIA, un aire de inquietud y veo una multiplicación de las maniobras dilatorias de los abogados defensores. Yo acabo de firmar dos escritos del defensor de Cristina Kirchner, el Dr. Beraldi, en causas que no están relacionadas con este tema. Estas maniobras me hacen pensar que tal vez haya un estado de intranquilidad, no solo para ellos.

– ¿En qué puede variar que la DAIA, finalmente, sea querellante en la causa?

– Que pueden llegar hasta la Corte Suprema, yo no. En algún momento, uno de los agentes de Justicia Legítima, infiltrados en la Justicia en los últimos años, se encargará de cortarme el camino, a ellos (por la DAIA), no.

– ¿Se ha comunicado con Kaplún y Cohen Sabban?

– Hablamos mucho del escrito que hemos presentado ambos. Hemos intercambiado opiniones de carácter técnico respecto a la forma que se debía encarar pese a que ellos son acusadores privados y yo público. Yo hace poco hablando con la gente de la DAIA le decía que yo no pertenezco a la Asociación de Magistrados ni de Fiscales. Yo actúo en absoluta soledad, y no tengo ningún otro patrono que mi propia consciencia, por eso elijó con quién hablar.

– Teniendo en cuenta que usted se refirió que hay que «desratizar el fuero federal», y que hace poco tiempo la investigación de la muerte de Nisman pasó a ese fuero, ¿cuán precisa puede ser la investigación?

– Pero acá hay que desratizar la justicia ordinaria, perdóneme, que tuvo un año y ocho meses a la Dra. Fein con todas las vueltas de calesita que hubo. La Justicia ordinaria está mucho mejor preparada para investigar un homicidio. Yo ingresé a la justicia ordinaria a los 18 años y trabajé ahí hasta llegar a nivel de secretario de juzgado hasta que vinieron los militares y me llevaron preso, pero fui fiscal de cámara en la justicia ordinaria. En cada turno te llueven los homicidios: la justicia ordinaria tiene training, tiene espalda y práctica para investigar un homicidio. Lo que no tiene es la capacidad de aguantar las presiones que fueron intensísimas. Acá los que las queremos aguantar, las aguantamos, los que no, no. Acá la falencia de la investigación de la muerte de Nisman, por lo menos hasta acá, no son de la justicia federal, sino de la ordinaria. Desde que entró aquí no leí la causa, yo solo conozco las causas que llegan en grado de apelación, pero sí leo los diarios y veo cómo se está orientando el fiscal federal Taiano en la investigación e intuyo para que lado va. No lo voy a decir yo, para no bajar las cartas de un juego que no es mío, pero creo que no va a salir gratis el cambio de fuero; no va a seguir todo como si siguiera Fein. No se equivoquen.

rachid-foto-moldes

MOLDES LE RESPONDIÓ AL EX VOCERO DE CARLOS MENEM, JORGE RACHID: «¿Por qué un hombre que ni siquiera me conoce hace una acusación tan disparatada?»

De esta forma, el fiscal de la Cámara Federal Criminal y Correcional le salió a responder al ex secretario de medios en la época de la presidente de Carlos Menem, Jorge Rachid, por una declaración que hizo pública en varios medios nacionales denunciando que Moldes lo «había coimeado».

Además, el fiscal exhibió una foto en Internet en la que se encuentra el mencionado Rachid, Luís D`Elía, Fernando Esteche y Moshen Rabbani, este último un clérigo musulmán que está acusado por la Justicia Argentina de ser el autor intelectual del atentado a la AMIA, y que además posee una alerta roja expedida por Interpol y avalada por el juez de la causa del atentado, Canicoba Corral.

– Jorge Rachid, ex funcionario público en la época de Menem denunció públicamente que usted lo había coimeado, ¿esto es verdad?

– (Mientras habla, saca un papel de su bolsillo y lo despliega) Jorge Rachid es un señor que no conozco, pero salió a decir eso y a mí me llamó un poco la atención…no lo conozco, no tengo idea quién es el, pero me pregunté: ¿por qué un hombre que ni siquiera me conoce hace una acusación tan disparatada? Ayer entré a Internet y me encontré con esto (muestra el papel y va señalando las personas que aparecen en la foto) este es Rachid, Esteche, D`Elía y Rabbani… ¿se entiende ahora lo de Rachid? Yo no lo entendía, estaba inquieto, por qué una persona decía semejante disparate, y que además mencionó una conspiración siniestra donde estaban Berlusconi, Franco Macri, la Embajada de los Estados Unidos, Lula, etc. ¡Acá esta la respuesta! (señalando la foto) Estos son los que viajaban a Irán. Me dejan que les repita, hay un poco de miedito de que se investigue el Tratado con Irán…están saliendo las últimas cucarachas, están rascando el fondo de la olla para ver qué pueden sacar porque si echan mano a estos impresentables…

La Cadena Judía de Información Vis a Vis pudo averiguar que Rachid viajó en el 2010 con Luis D`Elía y un grupo de personas a la República Islámica de Irán para participar del aniversario de la Revolución Islámica. Además el ex funcionario público y titular de cátedra de la Universidad de Lomas de Zamora es un profundo antisemita, y no tiene pudor en demostrarlo: en una publicación que realizó en su cuenta de Facebook personal, el 18 de noviembre del 2012, en pleno conflicto entre Hamás e Israel escribió que Palestina es un «pueblo oprimido», y que la Franja de Gaza «es el campo de concentración a cielo abierto en el mundo».

Por Diego Szpigiel y Luciana Liberman

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here