Netanyahu anuncia duras sanciones contra la ONU y contra las embajadas de los países que promovieron la resolución

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció este sábado que ha ordenado al Ministerio de Exteriores revisar las relaciones con las Naciones Unidas e interrumpir de forma inmediata la financiación a “cinco” de sus organismos “particularmente hostiles a Israel”.
“He ordenado al Ministerio un estudio en el plazo de 30 días de nuestras relaciones con la ONU, tanto lo que tiene que ver con nuestra financiación de sus organismos como la presencia de representantes en Israel“, dijo Netanyahu en un acto público con motivo del comienzo de la fiesta judía de Janucá.

La decisión sigue a la adopción de este viernes por el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución de condena de los asentamientos judíos en el territorio «ocupado» de Cisjordania y Jerusalén Este.
En un tono particularmente desafiante, el primer ministro israelí enumeró las medidas que ha adoptado Nueva Zelanda y Senegal, por apadrinar junto con Malasia y Venezuela la resolución aprobada. Sobre Senegal dijo haber “convocado a consulta al embajador” israelí y “retirado la cooperación”, y “no será lo único”.
Cuatro organismos

En cuanto a las sanciones contra la ONU, el Ministerio explicó que son cuatro, y no cinco, los organismos a los que Israel suspende por ahora la financiación, todos ellos secretarías especializadas que tienen que ver con el problema palestino.
Netanyahu anunció que de forma inmediata interrumpe 30 millones de shekels (unos 7.5 millones de euros o 7.8 millones de dólares) a esos organismos.
En su discurso, transmitido en directo por televisión, el primer ministro anunció que la resolución de la ONU, que declara “ilegales” todas las colonias en el territorio ocupado desde 1967, es la “gota que ha colmado el vaso” desde el punto de vista de Israel, que no se dejará “arrollar” en los foros internacionales. “De la amargura saldrá dulzura (..) Los que trabajen con Israel ganarán, los que no perderán”, sentenció en ese sentido.
También reiteró los elementos centrales de su virulenta crítica del viernes, contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien hizo responsable de la “vergonzosa resolución” y de romper la histórica política estadounidense de proteger a su principal aliado en la ONU.

Fuente: La Prensa

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here