Estados Unidos: cometió un acto racista contra un pasajero paquistaní y lo expulsaron

Dos inquietantes episodios de raíces racistas ocurridos esta semana en Estados Unidos alertaron sobre una ola temprana de discriminación y xenofobia, que es imposible no vincularla con las habituales declamaciones de ese estilo que utiliza el flamante presidente Donald Trump.

El primero ocurrió el pasado sábado en el vuelo 1113 de Chicago a Houston, y que se conoció recién ahora gracias a que la grabación del hecho se viralizó en las redes sociales.

Un hombre se acercó a una pareja paquistaní que tenía vestimenta tradicional y estaba colocando sus bolsos en el compartimiento del avión. “¿No habrá una bomba en su bolso, no?”, les dijo despectivamente. Como no lo escucharon, repitió más fuerte el comentario islamofóbico.

Una mujer que estaba sentada cerca alertó de la situación a un auxiliar de a bordo y otros pasajeros se sumaron en defensa de la pareja paquistaní. Pero el racista siguió con su agresión. Le preguntó de qué nacionalidad era al paquistaní, que le respondió que no era asunto suyo. Entonces lanzó, al mejor estilo Trump: “Todos los ilegales y todos los extranjeros deben salir del país”. Incluso pidió que los paquistaníes fueran expulsados del avión inmediatamente.

La gente se solidarizó contra la pareja paquistaní y le comenzaron a gritar al racista. “Salí de aquí”, “Los racistas no son bienvenidos en Estados Unidos”, “Este no es el Estados Unidos de Trump”, fueron algunas de las frases. Ante la reacción espontánea de la gente, el personal de abordo obligó al agresor y a su pareja a bajarse del avión. Cuando se iba, el hombre le decía al personal del avión que sólo estaba saliendo en “defensa de América”. Luego se dio vuelta y le dijo al paquistaní: “Volveré, pero tu ya no estarás”.

El otro hecho, más dramático porque terminó con una víctima fatal, se produjo el miércoles pasado en el Austins Bar and Grill de la ciudad de Olathe, en Kansas.

Un estadounidense, identificado por las autoridades policiales como Adam Purinton, de 51 años y ex miembro de la Marina, mató a un ciudadano indio a quemarropa e hirió a otro en un ataque racista.

Purinton ingresó al bar mientras los clientes miraban un partido de básquetbol en TV y comenzó a lanzar insultos xenófobos contra dos ciudadanos de India. Como no le prestaron atención y minimizaronel ataque, se fue y volvió con un arma. Gritándoles “fuera de mi país”, el agresor les disparó a quemarropa.

Los disparos mataron a Srinivas Kuchibhotla, de 32 años, y causaron heridas graves a su amigo Alok Madasan, de la misma edad. Ambos eran ingenieros en sistema de aviación y trabajaban para la compañía de GPS Garmin. Purinton huyó del lugar, pero fue capturado a las pocas cuadras, en otro bar.

Estos hechos son aislados, pero reflejan el grado de adhesión que expresa un sector de los estadounidenses a la campaña xenófoba del presidente Donald Trump para restringir el ingreso de extranjeros al país, especialmente de países con mayoría musulmana.

Fuente: Clarin.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here