Una sobreviviente del Holocausto visitó un colegio y cuando se fue apareció una esvástica en el baño

Sucedió en Nueva York, Estados Unidos. Judith Altmann, sobreviviente del Holocausto, fue invitada para compartir su historia en el colegio John Jay High School y una vez que se retiró de la institución apareció pintada una esvástica en el baño.

Una alumna afirmó: «Es un tema que es realmente oscuro. Después de todo lo que nos mostraron, el prejuicio y el racismo aún existen en nuestra escuela».

El superintendente del colegio, Andrew Selesnick, envió una carta a los padres diciendo que creía que el graffiti era más un hecho «disruptivo» que debido al «odio dirigido a otros». «Nosotros redoblaremos nuestros esfuerzos para encontrar a los responsables», concluyó.

A principios de año ya habían aparecido esvásticas pintadas en asientos del micro que traslada a los alumnos a la escuela y en un árbol del parque que pertenece al John Jay Hisgh School.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here