Mar del Plata: peligra el juicio oral en la causa de las patotas neonazis

En octubre de 2015 y febrero de 2016, la ciudad de Mar del Plata fue el epicentro de dos hechos violentos que involucraron a un grupo de neonazis, que atacó en dos ocasiones a personas homosexuales. Esto encendió las alarmas del Gobierno Nacional, lo que generó la intervención de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, el INADI, la DAIA y la Defensoría del Pueblo. Todos estos organismos mantuvieron varios encuentros con el intendente de la ciudad balnearia, Carlos Arroyo. Además, la representación política de la comunidad judía argentina se presentó como querellante en la causa.

La causa fue elevada a juicio oral en diciembre de 2016, pero podría peligrar la realización de la misma debido a que el fiscal general, Juan Manuel Pettigiani, del Tibunal Oral Federal de Mar del Plata, le habría expresado a los abogados defensores «la voluntad de lograr un acuerdo sin la necesidad de llegar a un juicio oral y público», como pretende la querella de la DAIA encabezada por Santiago Kaplun.

El secretario general de la representación política de la comunidad judía Argentina le adelantó a La Cadena Judía de Información Vis á Vis que en la audiencia pactada para el 28 del corriente mes, la DAIA se «opondrá y expondrá su opinión» ante el tribunal. Ese día, el fiscal general deberá decidir si respeta lo acordado con los abogados defensores o el Tribunal Oral rechace el acuerdo con los imputados.

Según conoció Vis á Vis, el fiscal Pettigiani les habría ofrecido a los imputados Alan Emanuel Olea, Gonzalo Salomón Paniagua y Nicolás Caputo una pena de tres años de prisión de ejecución condicional; que a Oleksandr Levchenko se lo condene a la pena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento; mientras que a Giuliano Spagnolo, Franco Martín Pozas y Marcos Caputo se les ofrecería una probation por el lapso de un año. El único imputado al que se le dispondría el sobreseimiento, si el fiscal general cumple con lo pactado, sería a Giordano Spagnolo.

El 25 de octubre de 2015 dos personas gay fueron violentamente atacadas en la calle y a plena luz del día por dos miembros de esta patota neonazi. Meses más tarde, el dueño del bar Nevermind, Javier Moreno, quien también es presidente de la Asociación Marplatense de Derechos a la Igualdad (AMADI), denunció que el 14 de febrero, cuando cerraba el bar escuchó destrozos de vidrios y observó que varios jóvenes armados comenzaban a atacar el pub. Dos meses antes había denunciado amenazas de muerte contra su persona.

El 23 de febrero de 2016, el juez federal Santiago Inchausti resolvió el procesamiento de ocho miembros de la patota neo nazi: Oleksandr Levchenko, Alan Emanuel Olea, Gonzalo Paniagua, Nicolás Caputo, Franco Martín Pozas, Giuliano y Giordano Spagnolo, y un menor de edad, los dos últimos sin prisión preventiva. Esto se produjo por la investigación que realizaron los fiscales de instrucción, Laura Mazzaferri y Nicolás Czizik.

En el fallo, el juez federal argumentó que los imputados habían pertenecido a una organización desde el año 2013, por eso se les aplicó el artículo 213 bis del Código Penal por tratarse de una organización delictiva. También, a cada procesado se les atribuyó los siguientes delitos: amenazas coactivas, daños, lesiones leves agravadas, lesiones graves y además se resolvió aplicar el artículo 3 de la Ley 23.592 (Ley Antidiscriminatoria).

Esta no es la primera vez que las defensas de los imputados intentan no llegar al juicio oral y público. Durante el largo proceso de esta causa, las defensas de Levchenko, Olea y Paniagua habían solicitado la excarcelación de sus defendidos a la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata, según le comentó el Dr. Andrés Popritkin, abogado apoderado de la DAIA, a Vis á Vis el 21 de julio de 2016. Pedido que fue rechazado oportunamente.

Por último, Kaplun volvió a reiterar que la voluntad de la DAIA es «llegar al juicio oral y público, ya que la gravedad social de los hechos investigados impone la realización de un juicio para que la sociedad y los medios de comunicación conozcan debidamente las acciones ilícitas cometidas por esta organización criminal formada por jóvenes con ideología neonazi». 

La querella de la DAIA encabezada, por Popritkin, se presentará la semana que viene en el Tribunal Oral de Mar del Plata para plantear la oposición a este acuerdo por parte de la representación política de la comunidad judía.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here