90 años de Beit Israel: «Beit tiene gente que construye y otra que planta»

La Comunidad Beit Israel celebró los 90 años, en la noche del sábado, tras hacer una pequeña Havdalá para despedir el Shabat. Toda las familias y descendientes de fundadores se congregaron en el salón de la comunidad para festejar un momento único e irrepetible.

La Rabina Graciela Grynberg fue la encargada de llevar adelante la havdalá para darle un cierre al shabat y poder así comenzar con los festejos que se prolongaron hasta altas horas de la noche.  Beit Israel, que su nombre original es Unión israelita de Beneficiencia y Culto de Villa Sahores se fundó en el año 1927 y recién el 22 de noviembre de 1953 inauguró el edificio de Juan Agustín García en 2250,barrio de La Paternal.

La Rabina Grynberg realizó un pequeño discurso en el que destacó: «Beit tiene gente que construye y gente que planta» y auguró mucho más festejos para la comunidad. A continuación, los festejos fueron conducidos por Liliana Aizenberg, coordinadora de área de la comunidad, agradeció las adhesiones de las diferentes instituciones que no pudieron asistir, pero enviaban sus felicitaciones como Cissab, el Colegio Bialik, el colegio Weitzman, Faccma y el diputado nacional Waldo Wolff. Además, entre los presentes estaba el vicepresidente 2° en ejercicio de la presidencia de DAIA, Alberto Hammerschlag; el presidente de FEDECC, Gastón Scolnik y el Profesor Benny Schneid, quien esta al frente del curso para dirigentes en Beit.

Por su parte, la presidente de la comunidad Josefa Teper se mostró muy emocionada por estar todos juntos festejando y recordando épocas pasadas de la comunidad,y también remarcó el orgullo que siente de presidir una comunidad como Beit. A continuación, los presentes pudieron ver en distintos videos con las palabras de los hijos de los miembros fundadores de la comunidad que recordaron viejas épocas, cuando Beit Israel tenía un schule.

La emoción y la alegría de las familias que asisten a Beit Israel estaba a flor a piel y se notaba en el aire. Todos estaban habidos de rememorar la vieja-nueva historia de la comunidad, contar anécdotas y celebrar un momento histórico. Los festejos se prolongaron hasta las 23:30 de la noche con muchas sorpresas que hicieron emocionar a más de uno, y por supuesto, no falto una gran torta con velas y el tradicional Lejiam, Lejaim, Lejaim alzando una copa. 

¡Lejaim, comunidad Beit!

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here