El Museo del Louvre busca que el arte robado por los nazis sea recuperado por sus dueños

El Museo del Louvre ha puesto en exhibición permanente un total de 31 pinturas en un esfuerzo por encontrar a los propietarios legítimos de estas obras saqueadas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Más de 45 mil objetos han sido devueltos a sus legítimos dueños desde la guerra, pero más de 2 mil permanecen sin reclamar, incluyendo 296 pinturas almacenadas en el Louvre.

“Estas pinturas no nos pertenecen. Los museos a menudo parecían depredadores en el pasado, pero nuestro objetivo es devolverlos “, dijo Sebastien Allard, jefe del departamento de pinturas del Louvre, a la agencia AP este martes.

“La gran mayoría de las obras recuperadas fueron saqueadas a familias judías durante la Segunda Guerra Mundial. Los beneficiarios pueden ver estas obras de arte, declarar que les pertenecen y solicitar oficialmente su devolución”.

Las pinturas son de varios artistas de diferentes épocas, incluido un paisaje notable de TheodoreRousseau, “La Source du Lizon“.

Museo del Louvre busca que arte robado por nazis sea recuperado por dueños

Otras obras saqueadas más famosas ya habían sido exhibidas en el museo, pero los visitantes no necesariamente sabían que habían sido robadas por los nazis. En los museos, las piezas de arte recuperadas por las autoridades francesas se identifican con una etiqueta especial que las identifica como arte saqueado.

“Necesitábamos llamar la atención sobre el asunto y aumentar la conciencia pública”, dijo Allard. “Pensamos que era importante destacar el caso específico de estos trabajos, que no figuran en nuestros inventarios”.

La iniciativa del Louvre es el último esfuerzo de las autoridades francesas para encontrar a los herederos de familias que perdieron sus obras de arte. Un grupo de trabajo creado por el Ministerio de Cultura de Francia se encarga de rastrear los orígenes del arte e identificar a los propietarios. Pero es una tarea larga y laboriosa: solo 50 piezas han sido devueltas desde 1951.

“Las personas que se presentan necesitan, por ejemplo, establecer la prueba de que la obra de arte perteneció a su abuelo”, dijo Allard. “Necesitan encontrar viejas fotos familiares y recibos de pago, o recopilar testimonios. Puede llevar años”.

Además de la exhibición de arte en varios museos en todo el país, las autoridades francesas también han diseñado un catálogo que está disponible en línea y puede ayudar a los propietarios a identificar sus artículos sin tener que viajar al Louvre. La lista completa se conoce con el nombre de RoseValland, una curadora francesa que arriesgó su vida manteniendo notas sobre todo el arte que los nazis robaron durante la guerra.

 

Vía Agencia AP / Enlace Judío

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here