El Ejército israelí abatió al terrorista palestino que asesinó a un rabino

Fuerzas de seguridad israelíes abatieron a Ahmad Jarrar, el cabecilla de la célula terrorista que asesinó al rabino Raziel Shevach, cerca de Givat Shalit, en Samaria (Cisjordania).

Jarrar estaba domiciliado en Jenín, y participó personalmente en el asesinato el 9 de enero pasado. Se escondía en la localidad palestina de Yamun, en la zona de Jenín, y fue abatido por las fuerzas de seguridad cuando salió a su encuentro, armado con un fusil de asalto M-16 y un bolso cargado con artefactos explosivos.

Su muerte sobrevino tras una operación compleja en la que intervinieron el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal), el Servicio de Seguridad General (Shabak) y la unidad de contraterrorismo de la Policía (Yamam). No se registraron heridos entre las fuerzas de seguridad.

Fuerzas de seguridad israelíes capturan al asesino del rabino Raziel ShevahRaziel Shevach

Jarrar era una pieza central de la infraestructura terrorista  responsable del atentado con arma de fuego cerca de Javat Gilad, hace un mes, en el que fue asesinado Shevach, y participó personalmente en ese ataque.

La investigación sugiere que dicha infraestructura terrorista estuvo involucrada en ataques similares. Mientras tanto continúa el interrogatorio de varios detenidos en relación a la célula.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, expresó que “la cuenta está saldada. Bendigo a Tzáhal, Shabak y Yamam por la exitosa operación. Estaba claro que era solo una cuestión de tiempo, hasta que se atrapara al líder de la célula que asesinó al rabino Raziel Shevach. Espero y creo que pronto atraparemos también al asesino del rabino Itamar Ben-Gal”.

El 17 de enero pasado, las fuerzas del Ejército de Defensa de Israel realizaron allanamientos en Jenín y abatieron a Ahmad Jarrar, uno de los miembros de la célula que asesinó al rabino Shevach.

Durante el operativo se desató un intercambio de fuego con los terroristas en el que dos combatientes de la Yamam resultaron heridos, uno de ellos grave y el otro leve. El combatiente israelí que había sido herido de gravedad se encuentra completamente fuera de peligro.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here