El terrorista palestino prófugo que asesinó a un Rabino había insultado el día anterior a soldados israelíes

Alrededor de 500 palestinos se enfrentaron con fuerzas del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal), que llevaron a cabo un allanamiento en la ciudad cisjordana de Nablus en busca de Abed al Karim Adel Assi, el terrorista que asesinó a puñaladas al rabino Itamar Ben-Gal en el cruce carretero a la entrada de Ariel.

El portavoz militar indicó que durante los disturbios los palestinos arrojaron bombas Molotov y artefactos explosivos, lanzaron cascotes y erigieron barricadas con piedras.

Las fuerzas de seguridad respondieron con disparos al aire y métodos anti disturbio para dispersar a la muchedumbre. Fuerzas de la División Regional Samaria arrestaron a siete palestinos para su interrogatorio.

Funcionarios palestinos dijeron que dos palestinos murieron y 29 resultaron heridos durante los enfrentamientos.

Mientras tanto, fue revelado que el terrorista, Abed al Karim Adel Assi, visitó la escena 24 horas antes del ataque e incluso insultó y provocó a los soldados que protegían una parada de autobús cercana.

El terrorista, que insultó a los soldados en árabe, fue alejado de los civiles israelíes y luego interrogado. Tras una revisión de su documento de identidad y la confirmación de que se trataba de un ciudadano israelí, los combatientes lo dejaron ir. Una investigación preliminar indica que los soldados de la Brigada Kfir actuaron «correcta e impecablemente».

Assi, de 19 años, tiene ciudadanía israelí y es hijo de padre musulmán palestino de Nablus y madre árabe cristiana israelí, domiciliada en Haifa. Assi reside en Jaffa (Yafo), al sur de Tel Aviv. Fue abandonado por sus padres, y se volvió adicto a las drogas, pasó varios años viviendo en la calle y en instituciones de rehabilitación y de asistencia social para jóvenes, donde trataron de ayudarlo. También solía visitar frecuentemente a su padre en Nablus.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here