Pese al Shabat, Netanyahu está reunido con la cúpula militar en Israel y sonaron las sirenas en el norte

Pese a ser la jornada del Shabat, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se ha dirigido a la Kiria (cuartel general del ejército y ministerio de Defensa) en Tel Aviv para reunirse de forma extraordinaria con la cúpula militar.

«Este es un grave ataque iraní contra territorio israelí. Irán está arrastrando a la región a una aventura que no sabe cómo terminará», informó en un comunicado el vocero del ejército, el general de brigada Ronen Manelis. «Quienquiera que sea el responsable por este incidente pagará el precio».

Las fuerzas israelíes llevaron a cabo entonces lo que calificaron de «ataque a gran escala» contra objetivos iraníes y sirios en Siria.

El ejército dijo que alcanzó 12 objetivos, incluso tres baterías de defensa antiaérea y cuatro instalaciones iraníes que formaban parte de las operaciones de Teherán en suelo sirio. Durante el ataque se dispararon misiles antiaéreos hacia los aviones israelíes, lo que activó las sirenas de advertencia en el norte de Israel.

Irán y Siria están jugando con fuego», señalan desde el Gobierno israelí que no esperaban que Irán ordenara el envío del dron. Tras la amplia represalia que ha incluido objetivos preparados de antemano por la Inteligencia militar, Israel ha enviado mensajes de que no quiere una guerra. «El interés es calmar la situación», explica un miembro del gabinete de seguridad israelí a la televisión pública.

Netanyahu, que esta semana visitó el Golán con sus principales ministros, tiene puesta su mirada en los cielos de Siria pero también al despacho del Kremlin. Recientemente, se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú para tratar el polvorín sirio. «No permitiremos que Irán, el principal promotor del terrorismo en la zona, se afiance militarmente en Siria y en Líbano», advirtió Netanyahu aludiendo la denuncia de su país sobre la construcción de una fábrica de misiles sofisticados en suelo libanés y la presencia militar chií cerca de su frontera con Siria.

Putin posee la llave del futuro de Siria pero también la respuesta a si estallará un enfrentamiento a gran escala entre Israel y el eje liderado por Irán. Por un lado, el ejército ruso ha sido y sigue siendo fundamental para Asad que además cuenta con la asistencia en el terreno de Hezbollah y de la Guardia Revolucionaria iraní. Por otro, Putin mantiene buenas relaciones con Netanyahu y sus dos países están estrechamente coordinados a nivel militar para evitar «choques» en esa zona.

Foto: Archivo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here