El jefe de Hamás fue incluido en la lista terrorista de Estados Unidos

El 31 de enero del 2018, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció oficialmente la inclusión de Ismail Haniyeh, director de la oficina política de Hamás, en su lista negra terrorista.

El anuncio sigue a la declaración del Presidente Trump de Jerusalén como la capital de Israel y cortes en la ayuda a la UNRWA (Agencia de Ayuda y Obras de Naciones Unidas). La administración Trump también ha amenazado con cerrar las oficinas de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) en Washington y reducir la ayuda financiera a la Autoridad Palestina. Ahora la administración estadounidense está preparada para lidiar con Hamás.

La administración del ex Presidente Barack Obama no actuó contra el ex presidente de la oficina política de Hamás, Khaled Mashaal. Sin embargo, la administración Trump está siguiendo una línea más dura en sus políticas en la guerra contra el terror.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, emitió un anuncio oficial declarando que el presidente de la oficina política de Hamás, el cual gobierna la Franja de Gaza, amenaza la estabilidad del Medio Oriente y está destruyendo el proceso de paz con Israel. Haniyeh tiene conexiones fuertes con el ala militar de Hamás y apoya actividades armadas, incluso contra civiles.

Por qué Haniyeh está ahora en la lista

Fuentes estadounidenses dicen que el nombre de Ismail Haniyeh no será quitado de la lista estadounidense de terroristas luego de la declaración por parte del Presidente Trump de Jerusalén como la capital israelí porque, inmediatamente después de la declaración, Haniyeh llamó a una intifada palestina usando todos los medios. El declaró que este era el principal objetivo al trabajar con Irán para torpedear el plan diplomático de Trump aun antes que éste se volviera público.

Muchos días después, Haniyeh dio un discurso desde su casa en el campamento de refugiados al-Shati en el norte de la Franja de Gaza, y anunció que su movimiento actuaría contra los planes estadounidenses para eliminar el problema palestino.

Según Haniyeh, hay una conspiración para resolver el problema de la Franja de Gaza a expensas de la Península del Sinaí. El problema de la Margen Occidental sería resuelto creando una confederación simbólica con Jordania, dando a Israel tanto territorio como sea posible, proveyendo por lo tanto una solución a su problema demográfico.

El nombre de Haniyeh fue agregado a la lista estadounidense, junto con los de otros altos funcionarios de Hamás, incluidos Mohammed Deif, comandante principal del ala militar de Hamás, y miembros compañeros de la oficina política Yahya Sinwar, Ruhi Mushtaha, Fathi Hamad, y Ahmed al-Ghandour.

En forma similar, los líderes del movimiento Yihad Islámica aparecen en la lista, incluidos el Dr. Abdullah Ramadan Shalah y su segundo, Ziad Nahalla.

El movimiento Hamás fue incluido por primera vez en la lista estadounidense de organizaciones terroristas en 1997. Cuando el nombre de Ismail Haniyeh fue puesto en la lista, otras dos organizaciones fueron agregadas a ella al mismo tiempo. Estas fueron el movimiento palestino Al Sabrin de la Franja de Gaza, el cual es apoyado por Irán, y el egipcio Liwaa al-Thawra.

Una sorpresa para Hamás

El anuncio estadounidense tomó a Hamás por sorpresa. Ismail Haniyeh ha estado en su posición por menos de un año. Aunque él distribuyó un nuevo documento político dirigido a presentar al mundo occidental una imagen más moderada del movimiento, ahora él ha sido declarado un terrorista.

Altas figuras de Hamás se apresuraron a condenar la declaración estadounidense. El mismo Haniyeh dijo que “El régimen [de Trump] puede sumergirse en el agua de Gaza y tomársela.” Fathi al-Karawei, alto funcionario de Hamás, dijo que ésta era una “marca de Caín” sobre la frente de Washington. Khalil al-Hayya, un miembro de la oficina política de Hamás, anunció que la decisión estadounidense apoyaba la ocupación israelí y era dañina para los líderes del pueblo palestino. Él advirtió a la administración Trump que debía asumir la responsabilidad por cualquier daño hecho a Ismail Haniyeh.

El liderazgo de Hamás está preocupado porque la declaración estadounidense ha sido coordinada con Israel. Esto da a Israel la “luz verde” para eliminar físicamente al liderazgo de Hamás, lo que ha sido mencionado anteriormente como una opción por parte del ministro de defensa israelí, Avigdor Lieberman.

Fuentes de Hamás dicen que Ismail Haniyeh está liderando la oposición palestina al “acuerdo del siglo” de Trump junto con la Guardia Revolucionaria de Irán. Por lo tanto, él es ahora un objetivo conjunto estadounidense-israelí.

La declaración estadounidense ha levantado mucho enojo entre el liderazgo de Hamás, que sospecha que ésta es una medida hacia la deslegitimación de los líderes del movimiento y puede causar una escalada en la lucha contra él. La medida de Estados Unidos llega dos semanas después de un intento de asesinato contra el alto funcionario de Hamás, Mohammed Hamdan, en el sur de Líbano. Hamás atribuyó el ataque al Mossad israelí.

Otras reacciones al anuncio estadounidense

La OLP también considera la inclusión de Haniyeh en la lista estadounidense de terroristas como un mensaje al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

Saeb Erekat, secretario-general del Comité de Gobierno y Monitoreo de la OLP, denunció la declaración estadounidense. Fuentes en Fatah dicen que la administración está usando este anuncio para advertir a Mahmoud Abbas de no continuar el proceso de paz con Hamás, el cual de todas formas está en un punto muerto.

La administración estadounidense está enviando un mensaje adicional a Mahmoud Abbas: toma nota de lo que ocurre a otros líderes palestinos que se oponen al nuevo plan político del Presidente Trump y están trabajando para torpedearlo.

Altas fuentes diplomáticas en Israel dieron la bienvenida al anuncio estadounidense. En 1996, Israel intentó asesinar al presidente de la oficina política de Hamás, Khaled Mashaal, en Jordania. Pero la operación falló. En todo caso, Israel tuvo éxito en eliminar al fundador del movimiento Hamas y su primer líder, Jeque Ahmed Yassin y a otros altos funcionarios.

Ismail Haniyeh pasa la mayoría de su tiempo en la Franja de Gaza. Ocasionalmente, él viaja a Irán y otros estados árabes. Sería difícil arrestarlo en un aeropuerto en alguno de estos países. Pero, aparte de su declaración oficial como un terrorista, el anuncio estadounidense es importante en el derecho internacional.

Por ejemplo, ningún banco u organización conectada con Estados Unidos puede tener algún contacto con Ismail Haniyeh ya que la lista estadounidense circula a lo largo del mundo.

¿Cuáles serán los próximos pasos?

Hamás teme que el siguiente paso de Estados Unidos será la inclusión de su Ministerio del Interior en la Franja de Gaza en la lista. El aparato de inteligencia de Hamás controla este ministerio.

La sincronización del anuncio estadounidense es muy importante. Es posible que preceda en la lista a la inclusión de la Hermandad Musulmana, de la cual surgió originariamente Hamás. El presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi ha estado trabajando hacia la inclusión de Hamás desde la elección de Donald Trump para la presidencia de Estados Unidos.

La administración Trump está tratando de arrinconar nuevamente a Hamás poniendo presión sobre su nuevo liderazgo. Mientras tanto, Haniyeh no ha conseguido nada para su pueblo desde que fue electo para su posición en una elección interna. El proceso de reconciliación con Fatah ha colapsado. La situación económica y humanitaria en la Franja de Gaza está empeorando, y Egipto está trabajando hacia el cierre del cruce de Rafah.

Israel se está preparando para la posibilidad de un conflicto armado con Hamás. Ha desarrollado nueva tecnología para la detección de túneles que infiltran su territorio, y hasta ahora, han sido detectados cuatro túneles de ataque. Israel está construyendo en forma intensiva una gran barrera terrestre alrededor de la Franja de Gaza. Estas medidas destruirán el método de construir túneles de Hamás, al cual éste considera como su arma estratégica.

Por lo tanto, el líder de Hamás, Ismail Haniyeh, puede probablemente tomar nuevas medidas inmediatamente para fortalecer su posición. Estas incluyen una rápida reconciliación con Fatah y Mahmoud Abbas y el establecimiento de un gobierno de unidad nacional. En forma alternativa, él puede retornar a los entendimientos con Mohammed Dahlan, quien recibió apoyo egipcio. Esto puede llevar a la apertura permanente del cruce de Rafah y medidas adicionales para aliviar el sitio de la Franja de Gaza.

 

Por Yoni Ben Menachem
Vía Jerusalem Center for Public Affairs / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here