Busto de Carl Lutz en La Plata:»Fue un hombre ordinario con decisiones extraordinarias»

La Embajada Suiza con sede en nuestro país, que durante todo el 2017 hasta el 8 de marzo tiene la presidencia de la International Holocaust Remembrance Aliance (IHRA), desarrolló una agenda muy variada de actividades educativas y de rememoración en diferentes lugares de la Argentina en conjunto con la instituciones de la comunidad judía como la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, Museo del Holocausto y Generaciones de la Shoá, entre otras.

En el marco de la presidencia Suiza ante este organismo internacional, el 11 de mayo del año pasado en el anexo del Senado de la Provincia de Buenos Aires, se presentó la exposición «Carl Lutz y la Casa de Cristal» que relata la historia de este Justo entre las Naciones suizo que salvó la vida de 60 millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial mientras era diplomático en Budapest.

A partir de esa actividad, el senador del Frente para la Victoria, Juan Manuel Pignocco, se interesó por profundizar la historia de este diplomático que arriesgo su vida en pos de salvar miles en un momento que está viviendo el mundo de muchas crispaciones, según le comentó  a la Cadena Judía de Información Vis a Vis.

Pignocco presentó un proyecto de ley en la Honorable Cámara del Senado de La Plata para que se coloque un busto de Carl Lutz, en la calle 10 esquina 51, dónde también se encuentra un busto de otro Justo entre las Naciones, Raoul Wallenberg. Este proyecto de ley fue aprobado por unanimidad por todos los bloques que componen la Cámara Alta y, además, el presidente de la cámara y vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, emitió una resolución para acelerar los procesos administrativos para que está ley pueda convertirse en realidad próximamente.

La calle 10 esquina 51 es el centro de La Plata, una zona colmada de negocios y bares muy transitada por los ciudadanos platenses. En frente al busto del Justo entre las Naciones, Raoul Wallenberg, se encuentra en el emblemático Teatro Argentino, y desde allí se puede ver la Catedral de La Plata. Además, a metros del busto en honor al Justo entre las Naciones sueco, se encuentra la residencia del vicegobernador.

La Cadena Judía de Información Vis a Vis se trasladó a La Plata para dialogar con el senador y con el presidente de la Cámara de Senadores, Daniel Salvador, para entender un poco más el por qué de está decisión unánime por parte del Senado de La Plata y el interés de estos dos políticos de profundizar no solo la temática del Holocausto, sino también, de destacar los valores que transmitió Lutz.

«A mí lo que me interesó sobre manera, que desconocía, son los Justos entre las Naciones. Me pareció fabuloso que el Estado de Israel haya encomendado esa figura y la haya valorizado de tal manera. Por otro lado, la figura de Carl Lutz representa lo que uno hubiera querido hacer, si me hubiera recibido en la carrera de relaciones internacionales, uno pensaba cómo transformar el mundo; Lutz fue una persona que transformó el mundo de una manera silenciosa, no reconocido en su país en su momento. Cuando vi la historia de este diplomático que se jugó la vida por otras personas, no podía no hacer un reconocimiento a este hombre», aseveró el senador Pignocco en su primeras declaraciones ante los micrófonos de Vis a Vis.

En otro pasaje de la entrevista con el senador del bloque del Frente para la Victoria subrayó: «Son los ejemplos que tenemos que mostrar a los jóvenes. Estamos en una situación a nivel mundial de muchísima tensión, que todos reconocemos, pero hay lugares que la Humanidad no puede permitir volver a caer como el nazismo.  Las figuras como las de Carl Lutz y otros Justos entre las Naciones, nos muestran un ejemplo y un camino a seguir». 

En el despacho del vicegobernador de La Plata, Daniel Salvador, que se encuentra dentro del Palacio Legislativo afirmó: «El senador, Juan Manuel Pignocco, se interesó mucho en este hombre, y tuvo una iniciativa muy loable que fue compartida por la totalidad de los senadores. Está ley es poner de relieve una figura de valores extraordinarios con un mensaje importante para el presente y para el futuro. Por eso que haya un busto de Carl Lutz, en un lugar tan transitado de La Plata, va a generar que la gente se pregunte: ¿quién es? y eso da a lugar a explicar por qué una persona que no fue un presidente de un país esta ahí y qué hizo». 

Durante la entrevista con el dirigente radical explicó qué valores encarna en la actualidad este diplomático suizo: «Son valores determinantes; el primer valor tiene que ver son la solidaridad,fundamental, una valentía excepcional al poner los principios por encima del facilismo que era acatar las decisiones de su gobierno. Lutz tomaba decisiones contrarias a lo que su gobierno le ordenaba. También valores espirituales que hacen un reconocimiento a la Humanidad. Carl Lutz fue un hombre ordinario con decisiones extraordinarias».

Este portal web también tuvo la posibilidad de entrevistar a Agnes Hirschi, hija adoptiva del vice-cónsul (1942-1945) de Suiza en Budapest,Hungría, durante el Holocausto. En la charla Hirschi relata la historia de su madre, que trabajo como ama de llaves en la residencia del vice-cónsul para juntas sobrevivir a la Shoá, y además aseguró que Lutz se enamoro perdidamente de ella, y recién en 1949, se casaron y formaron una familia. Tras el fallecimiento de su padre, su hija, emprendió el camino de la memoria y la recordación a través de la exposición «Carl Lutz y la Casa de Cristal» que estuvo de rotation por toda la Argentina.

Próximamente, las calles de las diagonales le rendirá un sentido homenaje a un hombre, que contrariando a la decisión de su país, le salvó la vida de 62 mil judíos entregándole salvoconductos o creando «casas seguras» que eran declarados anexos de la embajada Suiza.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here