Netanyahu se dispara en las expectativas electorales

“Pero cuanto más los afligían, más se multiplicaban y crecían” (Éxodo 1:12). El primer ministro Benjamin Netanyahu publicó vivamente en su página de Facebook, sobre los resultados de una encuesta ordenada por el Likud realizada por GeoCartography, que muestra que, de hecho, a medida que las diez diferentes investigaciones policiales (en el último recuento) de corrupción en la casa del primer ministro ganan velocidad, su popularidad está aumentando drásticamente.

Si bien las encuestas pagadas deben tomarse con cautela, y Netanyahu no ofreció detalles sobre la metodología de la encuesta y el tamaño de la muestra, estas cifras se ajustan a una tendencia que comenzó hace más de una semana y puede atribuirse a la filtración policial que el principal enemigo del Primer Ministro para la ‘corona’, el presidente de Yesh Atid, Yair Lapid, aceptó testificar en su contra en la corte y, de hecho, es considerado un “testigo clave” en la investigación del archivo 2,000 sobre la dudosa relación de Netanyahu con el dueño y editor del gigante de medios Yedioth AharonothArnon (“Noni”) Mozes.

La deslumbrante encuesta dice que, si se celebraran nuevas elecciones el lunes pasado, el Likud con Netanyahu a la cabeza habría recibido 34 escaños, la cifra más alta desde las últimas elecciones en las que el Likud recibió 30 escaños.

El Yisrael Beiteinu de Avigdor Lieberman tiene los mismos 6 escaños que obtuvo en las últimas elecciones; Kulanu se hunde a 7 asientos (de 10); Meretz gana un asiento, con 6; y la Lista Árabe Conjunta ha bajado a 12 escaños (de 13).

La noción que prevalece en los círculos políticos y los medios en Israel esta mañana es que, si el Fiscal General decide presentar una acusación contra el Primer Ministro en uno o más de los casos de investigación, Netanyahu preferiría adelantarse a los inevitables llamados a su renuncia y ser el que anuncie elecciones anticipadas. De hecho, si las acusaciones en su contra incluyen un abuso de confianza, es probable que Netanyahu solicite la renovada confianza del público en las urnas.

Israel Hayom citó el miércoles por la mañana a la vicecanciller Tzipi Hotovely (Likud), quien dijo que “el entendimiento en el sistema político es que si se presenta una acusación contra Netanyahu, el gobierno actual no se mantendrá en su lugar“. El mismo documento también citó un alto funcionario de Kulanu que dijo: “La evaluación es que Netanyahu no nos obligará a enfrentar un dilema y desmantelará al gobierno él mismo“.

Fuente: Jewish Press – Enlace Judìo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here