Cadena perpetua para Mohammed Harouf, el palestino que asesinó a su novia israelí embarazada

Un hombre palestino juzgado en febrero por asesinar a su novia israelí Michal Halimi, de 29 años, embarazada, fue condenado a cadena perpetua por asesinato, más otros cinco años por diferentes delitos cometidos.

Además, la Corte de Distrito de Tel Aviv ordenó a Harouf, residente de Nablus, pagar la indemnización de 258.000 shekels a la familia Halimi.

Mohammed Harouf confesó los cargos en su contra y fue condenado como parte de un acuerdo por motivaciones nacionalistas a pesar de que la acusación original hablaba de atribuciones personales. Reveló que asesinó a su novia para «liberar prisioneros palestinos».

Resultado de imagen para Michal HalimiMichal Halimi

Harouf fue arrestado en agosto de 2017 bajo sospecha de haber asesinado a Halimi, de Geva Biniamin, quien había desaparecido el 23 de mayo y cuyo cuerpo fue encontrado cerca de la ciudad de Holón el 24 de julio.

El palestino estranguló y golpeó a Halimi con una roca en la cabeza, para luego cubrir su cuerpo con arena y hojas antes de abandonar el lugar en el vehículo de la víctima. La corte lo sentenció por el crimen, por haber robado el vehículo, por conspiración para cometer un delito, intento de fraude utilizando una tarjeta de débito y entrar ilegalmente a Israel.

La policía inició una investigación luego de la desaparición de la mujer que reveló que había dejado su casa en forma voluntaria y que se alojaba en la casa de un joven palestino de Nablus, con quien ella estaba involucrada.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here