Ministros de Israel negaron que Hamás haya cesado los disparos: «No hay alto el fuego»

El ministro de Inteligencia, Israel Katz, negó que se haya alcanzado un alto el fuego con Hamás y la Jihad Islámica, en el contexto de la peor escalada armada entre Israel y los grupos terroristas palestinos de Gaza desde la última guerra en 2014.

Katz le manifestó a la Radio Israel que “no hay alto el fuego. Israel mantiene una política clara de no permitir ataques con armas de fuego y terrorismo contra su territorio y sus habitantes”.

Los grupos terroristas palestinos que controlan la Franja de Gaza dijeron que se alcanzó un compromiso de tregua con Israel, tras extensos esfuerzos de mediación de Egipto, luego de que más de 110 cohetes y proyectiles morteros fueran disparados contra las comunidades del sur israelí.

“Israel no quiere que la situación se deteriore, pero aquellos que comenzaron la violencia deben detenerla”, manifestó Katz. “Israel hará que [Hamás] pague por todos los ataques”.

“Vemos la marca iraní en Hamás y Hezbollah. Esta es una escalada y no permitiremos que nos sigan disparando”, agregó. “Todo depende ahora de Hamás: si continúan, no sé cuál será su destino”.

El ministro de Educación, Naftalí Bennett, también negó los informes de un alto el fuego. “No hemos llegado a tal entendimiento, ni siquiera a uno informal”, expresó a la Radio del Ejército (Galei Tzáhal). “Podría ser que el otro lado simplemente ya no está interesado en la escalada”.

Bennett, también miembro del Gabinete de Seguridad, dijo que Israel no está interesado en una guerra, pero que, a diferencia del pasado, “no les permitiremos que se vuelvan más fuertes al precio de mantener la calma”.

Sin embargo, el ministro de Energía, Yuval Steinitz, indicó: “Creo que hay un entendimiento indirecto con Hamás para poner fin a la actual ronda de violencia”, aunque agregó que siempre habrá “algún grado de combate a lo largo de la frontera de Gaza”.

Ayer se informó que el cese al fuego comenzaría a la medianoche del martes, pero esa fecha límite transcurrió sin signos de tregua ya que docenas de cohetes y proyectiles de mortero continuaron cayendo sobre Israel.

El subjefe de Hamás, Khalil al Hayya, fue quien anunció anteriormente que se había alcanzado un “consenso” en la Franja para “volver a los entendimientos del alto el fuego”.

Hayya alegó que “la resistencia logró repeler la agresión e impidió el cambio de las reglas” y agregó que hubo muchas intervenciones para la mediación. Dijo que Hamás y otras “facciones de la resistencia” estaban comprometidos con el cese del fuego mientras Israel estuviera también comprometido.

La Jihad Islámica Palestina, que disparó numerosos morteros contra Israel, también dijo que estaba comprometida con un alto el fuego en los mismos términos alcanzados luego de la Guerra de Gaza de 2014.

Un portavoz del grupo dijo que respetarán el alto el fuego mientras Israel lo haga, y agregó que el entendimiento fue alcanzado gracias a la mediación de Egipto.

La Radio de Israel “Kan” indicó que funcionarios israelíes expresaron que, aunque no hubo un acuerdo formal de alto el fuego con los grupos terroristas de Gaza, existe un entendimiento mutuo de que si el bombardeo de cohetes y morteros se detiene, Israel detendrá su bombardeo sobre blancos de Hamás y la Jihad Islámica en la Franja.

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here