Israel promoverá un ferrocarril que unirá a Haifa con Arabia Saudita

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y el ministro de Transporte, Israel Katz, acordaron esta semana comenzar a promover una iniciativa llamada “Vías para la Paz Regional” que creará una ruta comercial para conectar a Europa con el Golfo Pérsico e Israel, informó Hadashot el sábado por la tarde.

“Vías para la Paz Regional” se basa en la extensión de vías férreas en el norte de Israel, que unirá al puerto marítimo de Haifa con la red ferroviaria de Jordania, que a su vez estará vinculada con la de Arabia Saudita y otros países árabes sunitas.

La red será parte de un sistema de transporte regional para impulsar las relaciones comerciales y promover la coexistencia pacífica.

Según un nuevo video de relaciones públicas de las oficinas de Netanyahu y Katz, la iniciativa consiste en una extensión de la línea ferroviaria Haifa-Beit She’an hasta la frontera jordana y también incluirá una estación en Jenin, conectando a los palestinos.

Las mercancías serían enviadas desde Europa a Haifa sin pasar por Siria.

“Esta iniciativa tiene dos componentes centrales”, explicó Katz. “Israel será un puente terrestre entre Europa, el Mediterráneo y Jordania. Por otro lado, Jordania será un centro de transporte regional, que estará conectado a un sistema ferroviario con Israel y el Mediterráneo en el oeste; Arabia Saudita, los países del Golfo e Iraq en el este y sudeste; y con Aqaba y Eilat en el sur”.

“Más allá de su contribución a la economía israelí, jordana y palestina, la iniciativa conectará a Israel económica y políticamente con la región y consolidará a los países pragmáticos de la región”, afirmó.

La infraestructura de transporte existente en Israel, Arabia Saudita y el Golfo permitirá implementar la iniciativa en un tiempo relativamente corto.

La iniciativa también ofrece rutas comerciales más cortas, más baratas y más seguras a la luz de la inestabilidad regional que amenaza los pasadizos a través del Estrecho de Hormuz en el Golfo Pérsico y el Estrecho de Bab al-Mandab en el extremo sur del Mar Rojo.

En una reunión esta semana, Katz y Netanyahu llegaron a un acuerdo con respecto a los detalles de la iniciativa, y el primer ministro ordenó a su oficina comenzar a promover el plan en reuniones con representantes de EE.UU., la Unión Europea y varios países de Medio Oriente y Asia.

Israel espera que Estados Unidos proporcione un respaldo político para el plan.

Aunque Katz ha dicho que ha hablado con los líderes de los países pertinentes con respecto a la iniciativa, no hay indicios de que ninguno de ellos haya aceptado su implementación.

El ministro de transporte, que se opone a la creación de un Estado palestino, ha argumentado que la conexión de israelíes y palestinos con el mundo árabe sunita aumentaría drásticamente el comercio y sentaría las bases para una futura paz regional.

Fuente: The Times of Israel /© EnlaceJudíoMéxico

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here