Tecnología para la detección de túneles terroristas, será utilizada para colonoscopías mas baratas y menos incómodas.

A medida que el globo se infla, usando líquido o gas, una “manga invertida se expande y se desplaza por todo el colon, suave y rápidamente“.

El dispositivo, hasta ahora probado en modelos animales y simuladores de colon, pretende ser más barato, más seguro y más cómodo que un endoscopio tradicional, que Agmon describe como “un tubo semirrígido alargado que el médico debe deslizar a través del colon. Es muy doloroso, lleva tiempo y no es agradable en absoluto, ni para el paciente y tampoco para el médico“.

Hay una fricción mínima entre el colon y la manga de Consis Medical porque “solo se expande desde su parte delantera y no tiene que empujarse“, agrega.

El globo se descarta después. La única parte que necesita limpieza es la cabeza electrónica que contiene una cámara y una fuente de luz.

“Tiene el tamaño de una cápsula, menos de 10 centímetros de largo“,señala Agmon. “Esa es una gran diferencia que limpiar un endoscopio de 2 metros de largo con muchas cavidades y canales pequeños“.

¿Más barato que la competencia?

Aunque el manguito de Consis Medical funciona de manera muy diferente que la cápsula de cámara PillCam Colon 2 de Given Imaging o la cápsula de rayos X C-Scan de Check-Cap, ambas compañías israelíes, todas tienen la intención de ser menos invasivas que las colonoscopias tradicionales.

Otra compañía israelí, GI View, recibió la aprobación de la FDA hace un año para su endoscopio autopropulsado desechable. La compañía alemana Invendo (adquirida por el fabricante danés de equipos médicos Ambu en 2017) fabrica un endoscopio desechable que recibió la aprobación de la FDA en enero de 2018.

Agmon dice que el precio proyectado de Consis Medical es el más bajo, de alrededor de $ 100 por unidad, y también podría ayudar a la compañía a entrar en economías emergentes, incluidas China y la India, donde el número de colonoscopias está creciendo rápidamente.

“Nuestro plan es ingresar a los primeros ensayos clínicos en humanos en los próximos 12 meses“, dice Agmon. Pasarán otros tres o cuatro años hasta que la FDA apruebe un dispositivo completamente funcional.

Agrega que la compañía está buscando colaborar, en lugar de competir, con grandes compañías en el ámbito de la colonoscopia, como Olympus, para reducir los costos del examen y ayudar a evitar demandas como la que resultó en un juicio de $ 6.6 millones luego de un brote mortal de superbacteria vinculado a un Olympus contaminado.

Fuente: ISRAEL21c – @EnlaceJudío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here