Israel le negó la entrada a una española que promueve el BDS

Una alta miembro española de una organización internacional que fomenta los boicots a Israel no pudo ingresar al Estado Judío ya que las autoridades actuaron nuevamente sobre una ley relativamente nueva que permite al ministro del interior deportar o negar el ingreso a activistas antiisraelíes.

A Ana Sánchez Mera, del Comité Nacional de BDS, se le denegó la entrada a Israel siguiendo las instrucciones del ministro del Interior, Aryeh Deri, tras una recomendación del ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan, quien es responsable de contrarrestar las campañas de boicot.

«Una vez más ejercí mi autoridad y evité la entrada de un activista de boicot que quería ingresar a Israel y actuar contra el Estado», dijo Deri en un comunicado. «Es una activista senior de una prominente organización de boicot que pretende causar un gran daño a Israel. No se permitirá la entrada a personas que vienen para alentar los boicots».

Sánchez respaldó una decisión en el parlamento español de defender los boicots de Israel, «encabezó las manifestaciones del BNC pidiendo embargos contra Israel y promovió boicots personales, activa y consistentemente contra el Estado de Israel», explicó el Ministerio de Asuntos Estratégicos en un comunicado.

«Las reglas han cambiado, y al igual que cualquier país normal, Israel no se quedará de brazos cruzados frente a aquellos que intentan dañarlo o a sus ciudadanos», expresó Erdan. «Quien trabaja para promover boicots contra Israel no tiene nada que buscar aquí. Agitadores mayores que lideran la acusación en sembrar discordia y profundizar las divisiones no son buscados dentro de las fronteras del país».

El BNC se estableció en 2007 y es el «organismo de coordinación palestino para la campaña de BDS en todo el mundo».

«La organización se percibe a sí misma como líder del movimiento mundial de boicot y directora de gran parte de las actividades del movimiento», aseveró el ministerio de Asuntos Estratégicos del BNC, y señaló que sus acciones incluyen convocar boicots académicos y culturales en Israel.

El desarrollo se produjo menos de una semana después de que la activista holandesa Lydia de Leeuw fuera excluida del país a la luz de su participación en la campaña de BDS contra el Estado Judío.

 

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here