Un israelí cayó de un cuarto piso y una Sucá le salvó la vida

Un habitante de Jerusalén que construía su Sucá para la fiesta cayó accidentalmente del balcón del cuarto piso de su hogar, pero la Sucá del vecino evitó que tuviera una estrepitosa y probablemente mortal contra el piso.

De acuerdo al testimonio de los vecinos de la avenida Yosef Jajami, de la capital de Israel, un panel de vidrio en el que estaba apoyado el hombre de 24 años no soportó el peso, se rompió, y los barandales cedieron también. Cayendo en picada se estrelló contra la Sucá localizada en la planta baja del hogar de su vecino.

Fue llevado al Hospital Shaare Tzedek de la ciudad de Jerusalén con lesiones moderadas en la parte inferior de su cuerpo. El paramédico de los servicios de emergencia Magen David Adom, Netanel Lifshitz, le dijo a Hadashot que la sucá en la planta baja amortiguó su caída, y que el hombre estaba en condición estable. El techo de las Sucot usualmente está hecho de hojas de palma.

“Estaba construyendo su Sucá y apoyándose en el vidrio, pero debido a la presión se rompió y cayó”, afirmó un vecino a Ynet. La mujer aseguró que no era la primera vez que el cristal de los balcones del edificio se rompía inesperadamente.

La construcción de los pequeños hogares durante el festival de Sucot (la Fiesta de los Tabernáculos) recuerda el relato bíblico de las estructuras temporales erigidas en el desierto por los israelitas durante su éxodo de Egipto. El festival de una semana comenzó el domingo por la tarde en Israel.

 

Vía Ynet / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here