Indagaron a Sergio Szpolski, pero pidió suspender su declaración porque comenzaba el Shabat

Sergio Szpolski declaró este viernes en el juzgado de Claudio Bonadio, en la causa de los Cuadernos de las coimas. El ex empresario de medios K se presentó con sus abogados Santiago Blanco Bermúdez y Julián Subías, los mismos que representan al ex espía Jaime Stiuso.

Szpolski estuvo dos horas en el juzgado. Pero su indagatoria se suspendió a las 12 del mediodía, cuando el empresario pidió interrumpirla para respetar el feriado del shabat. Esa situación generó malestar en el seno de la comunidad judía, ya que Szpolski es rabino y el shabat comenzaba seis horas después.

Según fuentes judiciales, Szpolski declaró que recibió unos $ 200 millones, para imprimir boletas del Frente para la Victoria (FPV) en la campaña electoral de 2013. Ese dinero representó poco más del 10% del padrón electoral bonaerense. El dinero se lo habría dado «El Chueco» Juan Carlos Mazzón, histórico recaudador de las campañas electorales, que falleció en 2015. De hecho, ese año Szpolski fue promovido por el gobierno de Cristina Kirchner a dirigente político, como candidato a intendente de Tigre por el FPV.

Szpolski fue citado al juzgado de Bonadio luego de que Martín Larraburu, ex secretario del jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, lo individualizara como uno de los receptores de las coimas que aportaron varios de los empresarios más importantes del país para financiar a la entonces presidenta Cristina Kirchner.

Su jefe de entonces, Abal Medina, fue el primer ex funcionario K de importancia que confirmó que Baratta le entregó “fondos” para usar en la campaña electoral del 2013. Esa entrega se habría realizado en la propia Casa Rosada. En su declaración ante Bonadio, presentada por un escrito, Abal Medina juró que desconocía que esa plata tenía un origen ilegal.

Antes de ingresar al juzgado, Szpolski conversó con los periodistas. «Todo lo que ocurrió después de que el Grupo Veintitrés se desarmó no fue mi responsabilidad», dijo el ex empresario de medios, sobre los más de 800 periodistas que dejó en la calle, sin indemnizaciones ni aportes laborales. Es que su grupo era el que más publicidad oficial recibía del gobierno kirchnerista, alcanzando $ 422 millones sólo en el año 2015. Pero se disolvió cuando Cristina Kirchner dejó el Gobierno.

De todos modos, por esa causa tendrá que responder los días 3, 5 y 8 de octubre, ante el juez Juan Galván Greenway, donde la AFIP lo acusa de evadir $ 163 millones. En cambio, la indagatoria de Bonadio continuará este lunes, a las 10 de la mañana.

Fuente: Clarín

Autor: Alejandro Alfíe

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here