Se venden los edificios de Tzavta y de Beit Scopus de la...

Se venden los edificios de Tzavta y de Beit Scopus de la ciudad de Buenos Aires

La Agencia Judía para Israel publicó en su página de Facebook la venta de dos de sus propiedades;  las correspondientes al emblemático Tzavta de la calle Perón 3638; y de Beit Scopus de la calle Rawson 276 de CABA. Albergaron a movimientos sionistas desde hace muchos años y hoy están a la venta.

Beit Scopus, que pertenece al movimientos Hanoar Hatzioni; fue clausurado hace dos años pero la situación que lleva a este momento comienza cuando fue despedido Ariel Bronstein, su director.  Quienes quedaron a cargo ( dos jóvenes) no pudieron llevar adelante la conducción. Luego se cerró el  Ken Moshe Naihaus, casi sin gente y automaticamente  el movimiento juvenil cerró sus Kenim (centros) en las dos ciudades más importantes del país, Rosario y Buenos Aires, limitando su accionar a la provincia de Entre Ríos.

La venta del edificio de Tzavta se debe a distintos factores de acuerdo a fuentes consultadas.
Hashomer Hatzair perdió fuerza al perder sus kenim en Paraná y Neuquén, y al ser muy pocos en Buenos Aires, se junta con grupos no sionistas como Max Nordau de La Plata.
Otra de las hipótesis sugiere, que desde Israel tomaron la decisión de vender la propiedad ya que no quieren que Tzavta siga albergando a Convergencia.

Retirar condiciones en Tte. Gral. J.D. Perón 555 piso 2 desde el día martes 16 de octubre hasta el día viernes 19 de octubre de 14.00 a 17.00hs.

1 Comentario

  1. La fundación Alianza Cultural Hebrea, es el nombre de fantasía que encubre al acrónimo de la agencia Judía SOJNUT, un organismo extranjero para la captación y la ayuda a judíos argentinos para hacer Aliá (emigrar a Israel). Durante la crisis del 2001, terminaron haciéndose dueños de las propiedades de casi todas las instituciones judías, con el pretexto de ayudarlas durante la crisis. Israel vio una oportunidad inmejorable para hacer hasbaráh entre los más necesitados, y envió shlijim para esa misión. Recuerdo que uno de ellos se llamaba Drori Ganiel, y era quien asesoraba a las instituciones educativas aconsejándoles que «cerraran sus puertas», ante la dificultad financiera. ¿Ayudarlos, para qué? Bien, ese señor, Drori Gabiel, mandaba durante su estadía en Buenos aires a sus hijos no a una escuela de la comunidad sino a la escuela Lincoln, del barrio de Belgrano: Todo un ejemplo de educador judío y de consejero. Lo cierto es que entre los factores que determinaron la apropiación «consensuada» por los dirigentes de cada institución, estaba la de los juicios laborales, para así no tener que responder con ningún patrimonio ante sus empleados. Esta venta de Tzavta (crónica de una muerte anunciada), es una más de las tantas cosas que decide la gente de la SOJNUT, un organismo que tiene su sede central en Israel, donde no tienen valor alguno para el pueblo israelí, que ni siquiera los toma en cuenta. Más aún, si se le pregunta a mucha gente de allá, algunos ni siquiera conocen esta agencia. La SOJNUT se trasformó con los años, de lo que era en sus comienzos, en un enrome negocio. Eso es todo. Es una agencia de turismo e inmobiliaria, que sirve a quienes la manejan.

Deje una respuesta